En el día de ayer ANEIS, la patronal de Intervención Social en Navarra, y los representantes del sindicato LAB lograron un preacuerdo para establecer el primer convenio navarro del sector, que sin duda alguna dignificará la condiciones de trabajo de trabajadores y trabajadoras. Hoy mismo, Gobierno de Navarra, ANEIS y los sindicatos LAB y UGT han firmado en Pamplona ese preacuerdo. El sindicato LAB valora muy positivamente el fruto conseguido a través de una lucha que comenzó en 2016.

LAB quiere destacar, antes que nada, la lucha, ganas, empoderamiento y determinación de trabajadores y trabajadoras de Intervención Social, que mediante infinidad de iniciativas y movilizaciones -que incluyeron los primeros paros y la primera huelga del sector- no han cejado hasta conseguir el objetivo histórico de lograr el primer convenio del sector en Navarra. Nos han demostrado que organizarse, movilizarse, luchar, e ir a la huelga merece la pena. Que sólo sacando las reivindicaciones a la calle éstas tienen su sitio en la agenda política e institucional. Además, su lucha es una clara muestra de solidaridad de clase, ya que tiene un carácter general y no simplemente sectorial, porque más allá de la defensa de su condiciones de trabajo, plantea la defensa de unos servicios sociales dignos para todas las personas.

En Intervención Social se atienden los distintos centros y servicios públicos de atención a menores, familia, mujeres víctimas de violencia machista, personas en situación de vulnerabilidad y exclusión social, personas migrantes, personas en situación de desempleo, etc. En Navarra hay alrededor de 2.000 trabajadoras de los servicios de Intervención Social, repartidas en muy diferentes centros de trabajo de muy diferentes asociaciones, fundaciones y empresas privadas que se financian a través de dinero público. Pues bien, esas trabajadoras llevaban más de 10 años sin ver actualizados sus sueldos, ya de por sí precarios. La subida del 12% del IPC durante estos años y la congelación salarial padecida, han hecho perder a cada trabajadora más de 15.000€ en poder adquisitivo.

El sindicato LAB, que ostenta el 70% de la representación sindical del sector, comenzó en 2016 el camino para conseguir un convenio navarro, que crease un marco propio de relaciones laborales, mucho más acorde a la realidad de la Comunidad Foral que el que recoge el convenio estatal por el que se regía. No ha sido un camino fácil.

No ha sido fácil activar y unir en una misma lucha a tantos trabajadores tan diseminados y de puestos de trabajo tan diversos. No ha sido fácil la definición y concreción del sector. No ha sido fácil que la patronal asumiese las obligaciones que como patronal le corresponde. No ha sido fácil la creación y puesta en marcha de la mesa de negociación. No ha sido fácil conseguir por parte del Gobierno de Navarra la financiaciación necesaria para la materialización de un convenio que asentase unas condiciones laborales realmente dignas. No ha sido fácil que, una vez asegurada la financiación, la patronal renunciase a unas exigencias que estaban totalmente fuera de lugar. Pero al final se ha conseguido.

Concentraciones; manifestaciones; kalejiras; caravanas de coches; recogidas de firmas; asambleas; reuniones con sindicatos, partidos políticos, Gobierno y patronal; artículos de opinión, notas de prensa y boletines informativos; paros; huelga… Durante estos cuatro años han sido decenas las iniciativas que han llevado a cabo las delegadas y afiliadas de LAB, y centenares de trabajadoras con ellas, para conseguir mover a la opinión pública y a todo aquel que tuviera que tomar una decisión en el sentido de materializar un convenio tan importante para los trabajadores en particular y, dado que estamos hablando de servicios sociales básicos, para la sociedad en general. No nos cansaremos de decir que el empuje, compromiso y dignidad que han desmostrado las plantillas ha sido clave para llegar, al fin, a buen puerto.

La lucha de Intervención Social y los logros obtenidos deberían marcar el camino para la consecución de otros convenios sectoriales de los Servicios Sociales, como por ejemplo el de las residencias de mayores.

Principales contenidos del preacuerdo firmado el 23 de diciembre:

  • Vigencia: 4 años 2021-2024
  • Ultraactividad ilimitada.
  • Arbitraje voluntario.
  • Contenidos economicos a partir de julio de 2021. Acuerdo transitorio para empresas con dificultades hasta junio de 2022.
  • Jornada: reduccion de 20 horas anuales hasta llegar a las 1.620 horas en 2024.
  • Vacaciones: aumento progresivo hasta llegar a los 32 días laborables o 44 días naturales en 2024.
  • Reconocimiento de pluses por fines de semana y festivos, turnicidad, nocturnidad, antigüedad, guardias y responsabilidad.
  • Salarios base 2021
    • Grupo 1: 24.381,12€
    • Grupo 2: 22.896,00€
    • Grupo 3: 20.698,56€
    • Grupo 4: 18.912,00€
  • Subida salarial del 13% durante la vigencia del convenio.
  • Bajas:
    • Contingencias profesionales: 100% desde primer dia
    • Contingencias comunes: 100% desde 3er día. Bolsa individual de 6 días anuales al 100%
  • Subrogacion.