Hoy, 16 de mayo, nos hemos concentrado frente a la sede central de Osakidetza en Gasteiz para exigir información y transparencia respecto a las condiciones laborales del nuevo recurso de emergencias, especialmente en lo referente al calendario anual, la cartelera de trabajo, los descansos o las vacaciones.

La Junta de Personal de Emergentziak Osakidetza (LAB-ELA-CCOO-SATSE-ESK-SME-UGT) se ha dirigido a la dirección de dicho servicio para saber cómo será su gestión. Sin embargo, tras varias reuniones, la información que han facilitado es muy escasa y no explica con detalle toda la cartelera anual.

De momento, los y las representantes de la plantilla han sido informados de que se contempla una cartelera que no alcanza para cumplir con la jornada mínima anual de 1592 horas exigida en el acuerdo de condiciones de trabajo. Es, por tanto, una cartelera deficitaria.

Además de ello, quieren dar la cartelera con 2 meses de antelación vulnerando derechos como la conciliación familiar. Por ello, los y las trabajadoras exigen disponer de la cartelera anual.

En el nuevo recurso sanitario, las vacaciones deberán cubrirse entre el personal de la unidad. Es decir, no se acudirá a las listas de contratación de Osakidetza. Lo mismo sucederá en el caso de los días de licencia. Eso supone continuos cambios de calendario, con la precariedad que conlleva.

Por todo ello, los sindicatos subrayamos que no estamos conformes con el citado planteamiento, ya que supone una pérdida de derechos laborales que afecta al derecho a la conciliación, no permite disfrutar de las vacaciones según la alternancia acordada entre los propios trabajadores y trabajadoras (tal y como se establece en el convenio de Osakidetza) y, además, supone tener que estar a disposición del servicio para poder cubrir en todo momento las necesidades del mismo.

Finalmente, denunciamos que no hay voluntad negociadora por parte de la dirección y que se vislumbra que el modelo de Nanclares se pretende extender al resto de equipos de emergencia de la CAV.