LAB ha convocado concentraciones para denunciar el despido, en los últimos días, de 350 trabajadores y trabajadoras de Osasunbidea. Las movilizaciones han tenido lugar en los tres centros ospitalarios principales de Nafarroa: en Iruñea, Lizarra y Tutera.

LAB Osasunbidea ha reunido esta mañana a decenas de personas en las tres concentraciones que ha convocado en los principales centros hospitalarios de Navarra: en el Hospital Universitario de Navarra, en el Hospital Reina Sofía y en el Hospital García Orcoyen.

El objetivo de estas movilizaciones ha sido el de denunciar la dejadez y nulo compromiso tanto del Departamento de Salud como del Gobierno de Navarra hacia todo el personal de Osasunbidea. Eso ha generado una situación que esta plantilla lleva años soportando y que recientemente se ha visto gravemente deteriorada tras la no renovación de 376 trabajadoras y trabajadores.

También se ha hecho referencia a la comparecencia en sede parlamentaria de la consejera Santos Induráin, señalando que ésta se ha debido a la preocupación de LAB por la plantilla y la consiguiente insistencia por conocer los datos pormenorizados de semejante número de despidos. La consejera aseguró que el contingente de vacunación asciende a 150 profesionales, pero en LAB sabemos que esos datos no concuerdan con los que los sindicatos recibimos la semana anterior de manos de las direcciones de profesionales de todos los ámbitos. Pero aunque fuesen ciertos, no dejarían de ser unos datos maquillados y totalmente coyunturales (cabe recordar que ese contingente tiene contrato solo hasta noviembre) que no solucionan ni de lejos la grave situación que soporta desde hace demasiado tiempo la plantilla de Osasunbidea.

Por eso, desde LAB Osasunbidea nos mostramos dispuestas y dispuestos a seguir luchando y movilizándonos por unas condiciones laborales dignas para toda la plantilla, y no cederemos ante promesas electorales, soluciones parciales o soluciones negociadas fuera de los circuitos legalmente establecidos.