La coordinadora general, Garbiñe Aranburu, y la responsable de Enseñanza, Irati Tobar, han comparecido para valorar el anteproyecto de la Ley de Educación de la CAV y anunciar la movilización prevista para el 6 de octubre en defensa de la Escuela Pública Comunitaria Vasca (Gasteiz, plaza Bilbao, 12:00). Hemos insistido en la necesidad de movilizarse para que se sigan teniendo en cuenta las reivindicaciones de las y los trabajadores y seguir incidiendo en la Ley de Educación.

Creemos que la Ley de Educación tiene que ser una herramienta de transición a la Escuela Pública Comunitaria Vasca, y con ese objetivo son varios los puntos a mejorar en el borrador de ley.

1. Hay que subsanar la carencias en lo que respecta al desarrollo de un Sistema Educativo Propio 

  • Nada dice del derecho de Euskal Herria a tener su propio sistema educativo soberano. El vigente Estatuto de Autonomía no incluye la competencia exclusiva en materia de educación, por lo que debe recogerse la necesidad de la transferencia de toda la competencia en educación y la plena capacidad de decisión en materia educativa.
  • El currículo vasco debe desarrollarse e implantarse en todo el sistema educativo. El proyecto de ley debería recogerlo; a corto plazo, solicitamos del Gobierno de la CAV que, en el ejercicio de todas sus competencias, complete el currículo vasco en colaboración con agentes y personas expertas.
  • Debe constar el derecho a contratar y regular su personal propio.

2. Propondremos disposiciones adicionales para garantizar los derechos de las trabajadoras y los trabajadores. Creemos que, en este apartado, la ley tiene grandes carencias 

  • Respecto al personal de los centros de titularidad pública, el Departamento de Educación no podrá reducir la relación de puestos de trabajo del personal existente durante la vigencia de la presente ley.
  • Plantearemos la homologación del personal de los centros concertados con los empleados y las empleadas públicas, así como la homologación de las condiciones laborales de las y los trabajadores de los servicios.
  • En el plazo de un año, debe regularse un régimen de acceso basado en la transpariencia. El presente procedimiento regulado, para que sea transparente, incluirá obligatoriamente requisitos relativos a la publicidad de las ofertas así como la garantía de los principios de mérito, capacidad e igualdad.
  • Reversión de servicios privatizados y procesos de publificación. Desarrollará la planificación de los procesos de reversión en el plazo de un año desde la entrada en vigor de la ley. Prioritariamente, se procederá a la reversión de la subcontratación del personal de limpieza, personal educador de comedor y personal de autobuses.

3.  Reivindicamos que la escuela pública sea el eje del sistema educativo

  • Solicitamos la presentación inmediata del Plan Estratégico de la Escuela Pública. En él, se cuantificará la inversión que se destine a infraestructuras o a cubrir las necesidades en materia de condiciones laborales.
  • Se debe definir una normativa de publificación para que los centros que así lo deseen, y siempre mediante la negociación con la parte social, puedan acceder a la misma.
  • Se reforzará y ampliará la oferta del Consorcio Público Haurreskolak. Desde el mismo, se garantizará una oferta universal, de calidad y gratuita.

4. Solicitamos mayor concreción de las obligaciones de los centros que integran el Servicio Vasco de Educación

  • Euskaldunización: en este tema notamos una falta de concreción. Debe establecerse un modelo único de aprendizaje basado en el sistema de inmersión y mantenimiento del euskera, superando los modelos lingüísticos actuales.
  • Laicidad: se manifiesta de forma muy difusa. No garantiza el no adoctrinamiento religioso en los centros que reciban dinero público.
  • Inclusión: a pesar de intenciones y recoger algunas medidas para combatir la segregación, en este punto también falta concreción. Hay que regular un único procedimiento de admisión del alumnado y un sistema de matriculación unificado. Para ello, planteamos una enmienda para concretar las competencias del Consejo Municipal de Educación.

No son claras las obligaciones recogidas ni los mecanismos de control para que se cumplan. Para asegurar el buen uso del dinero público, proponemos la creación de una nueva unidad administrativa que realice labores de auditoría económica. Tampoco el texto dice nada, pero debería recogerse en la ley, que se retirará la concertación a los centros que incumplan sus obligaciones.

Para que todas estas medidas sean posibles, se deberá destinar una inversión suficiente a Educación.También para esto, proponemos una disposición adicional. Por ley, el proyecto de presupuesto anual en materia de educación no podrá ser inferior al 6% del PIB.

Por último, creemos que para que la Ley de Educación sea realmente una ley de transición hacia el objetivo de la consecución de la Escuela Pública Comunitaria Vasca, es necesario seguir incidiendo y movilizándonos. Así, LAB convocará una movilización propia el 6 de octubre en Gasteiz (Bilbo plaza, 12:00). En esta dirección, seguiremos buscando consensos con otros agentes sindicales y sociales.