En el mes de junio, ya informamos de que LAB había tomado la determinación de solicitar a través del Consejo de Relaciones Laborales una nueva reunión con la patronal y el resto de sindicatos con representación en el sector para la constitución de una mesa de negociación para un convenio de las colectividades en la CAPV, y que inicialmente iba a ser el 8 de septiembre, pero, ante la imposibilidad en el último momento de la patronal estatal, se acordó hacerla hoy día 26 de septiembre.

Es una reivindicación histórica del sindicato LAB que las trabajadoras de colectividades de la CAPV tenga un convenio propio del sector y que dejen de aplicarse tanto el convenio estatal como los diferentes convenios colectivos provinciales de hostelería. Ahora los que quieren abanderarse de la lucha del convenio de hostelería Bizkaia son los que firmaron una prórroga de 6 meses sin ningún tipo de mejora, y cuando decimos ningún tipo de mejora es ninguna. Fuimos el único sindicato que no la firmó. Y que decir del convenio de hostelería de Gipuzkoa, que finalizó la vigencia el año 2010; 12 años sin convenio de hostelería en Gipuzkoa y mesa bloqueada por la patronal y el sindicato mayoritario en la mesa.

Tenemos que recordar que, durante la pandemia, la hostelería estuvo cerrada, pero las empresas de colectividades, que la gran mayoría de ellas gestionan contratos públicos con dinero público, siguieron con su actividad y, por lo tanto, ganando dinero.

Y que decir de las empresas que aplican el convenio estatal de restauración colectiva. La estatalización es sinónimo de precariedad. Desde 2020, CCOO y UGT a lo único que se han dedicado es a firmar prórrogas sin mejorar las condiciones laborales de los y las trabajadoras. Ahora, después de dos años sin subida salarial, acuerdan un 3% para este año 2022 desde el mes de julio, cuando el IPC a la firma del convenio estaba en un 10,8%.

Desde LAB, vemos la necesidad ahora más que nunca de pelear por un convenio propio de colectividades para todos los y las trabajadoras de la CAPV. No nos podemos conformar con las migajas que nos ofrecen tanto las diferentes patronales como algunos de los sindicatos firmantes hasta ahora de los convenios de hostelería. No nos conformamos solo con el derecho a la subrogación, queremos más, mejor salario, mejoras en las licencias, acabar con las estatalización, ratios, equiparaciones, … y esto solo es posible con  un convenio propio para el sector.

Hoy, 26 de septiembre, en la reunión mantenida con la patronal estatal y la asociación de hostelería han manifestado su negativa a la apertura de una mesa de negociación en el sector.  La patronal estatal quiere que las multinacionales y empresas estatales (Eurest, Sodexo, Serunion, Garbilan, Sukalgarbi, …) sigan con la estatalización y la patronal vasca (Asociación de Hostelería, Ausolan, Gasca, Baska, Tamar, Askora, Aibak, …) seguir aplicando los convenios provinciales de hostelería. Pues bien, les hemos dicho alto y claro que el sindicato LAB no cesará hasta conseguir un convenio de colectividades para los y las trabajadoras de la CAPV y que utilizará todos los medios sindicales que está en su mano para ello.