Gaude es una asociación que trabaja con personas con diversidad funcional, cuenta con 150 trabajadores y trabajadoras y su comité de empresa está formado por 9 representantes de LAB. Hoy, la plantilla ha realizado un paro de dos horas, de 9:00 a 11:00 horas, para denunciar que llevan 1.000 días sin convenio. Es un día histórico en la asociación, ya que se trata del primer paro de las y los trabajadores en los 40 años que tiene.

Hasta ahora, sólo ha habido un convenio en Gaude, firmado en 2018 y no renovado desde que decayó en 2019. La plantilla que la dirección no ha mostrado ningún compromiso con la renovación del convenio y afirman que los ayuntamientos y la Diputación Foral de Bizkaia también son responsables de la situación porque Gaude trabaja para estas instituciones.

La plantilla ha perdido un 14% de capacidad adquisitiva en estos años y tienen reivindicaciones concretas: incremento salarial ligado al IPC, más contratos fijos -hay en la asociación una elevada tasa de temporalidad y contrataciones en fraude de ley-, formación para todas y todos los trabajadores, proceso de euskaldunización, mejora de la seguridad laboral, terminar con las dobles escalas salariales y procesos de selección claros, transparentes y objetivos.

Denuncian que otras organizaciones del sector de la diversidad funcional como Gorabide, FEKOOR, APNABI o Madres Mercedarias se encuentran en una situación similar. Las instituciones, ayuntamientos y la Diputación Foral de Bizkaia no han adquirido un compromiso claro para solucionar estas situaciones y han optado por seguir precarizando tanto el servicio como el sector. Se encargan de dar financiación, tanto a través de proyectos como de dinero público, y luego miran para otro lado cuando precarizan al sector y a los trabajadores del sector y empeoran las condiciones de trabajo y de vida.