Trabajadoras y trabajadores del servicio de Transporte Sanitario han denunciado ante el Parlamento de Gasteiz la gestión del Departamento de Salud del Gobierno Vasco y han pedido que el servicio sea público. Los sindicatos LAB, ELA, UGT, CCOO, ESK y CNT nos hemos movilizado con motivo de una moción interpuesta en el Parlamento sobre la situación de la plantilla y del servicio que presta.

Las y los trabajadores del servicio de Transporte Sanitario han denunciado la gestion realizada por la Consejería de Sanidad del Gobierno Vasco y han solicitado la públificación del servicio.

Desde antes de la pandemia, venimos denunciando que los recursos de ambulancias son escasos para cubrir todas las necesidades que tiene la ciudadanía, pero desde la Consejería hacen oídos sordos, y, en vez de reforzar el servicio, lo recortan, en lo que el servicio a la ciudadanía se refiere, porque el beneficio de las cuentas de resultados de las empresas privadas que lo gestionan es cada vez mayor. Beneficio que podría destinarse a ampliar los recursos actuales si el Gobierno Vasco asumiría la gestión del servicio en vez de destinarlo a enriquecer a empresas privadas que solo buscan su beneficio personal.

Por ello, seguiremos en nuestra lucha para lograr una mejora del servicio a través de la publificación. Estas son nuestras reivindicaciones: el sector del Transporte Sanitario ha de ser público y no subcontratado y el servicio debe estar a disposición de la ciudadanía y no de los beneficios de las empresas privadas, siendo subrogadas la totalidad de las trabajadoras y trabajores que damos el servicio.