Queremos expresar nuestro profundo malestar por la forma elegida para cubrir las plazas de bibliobús. Se ha utilizado la figura de la Comisión de Servicios concedida a dos personas tan capacitadas como tantas otras para ocupar de forma temporal estos puestos. Desconocemos cómo se ha hecho la elección y en base a qué criterios al no haberse ofertado esas plazas a todo el personal funcionario.

En el escrito remitido por la dirección se dice que en ningún caso se trata de menospreciar a las personas que están en las listas de contratación, tal vez menospreciar no, pero el ninguneo a estas personas parece evidente. No sabemos por qué no se ha hecho la contratación temporal acudiendo a esas listas como suele ser habitual para cubrir temporalmente las plazas hasta que salgan a concurso de traslados u oposición.

Evidentemente la dirección no está obligada a dar explicaciones de todo lo anterior, ni siquiera las pedimos. Pero debe ser consciente de que estas actuaciones suponen una fractura en la confianza y sintonía del personal bibliotecario con su dirección.