El Servicio Navarro de Salud debe reconocer la carrera profesional a gran número de profesionales de enfermería y facultativos acatando varios pronunciamientos de los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo de Pamplona, así como de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra. Se debe reconocer a efectos de carrera profesional, todo el tiempo prestado como contratado administrativo con anterioridad a la adquisición de la condición de funcionario.

Dichos pronunciamientos afectan tanto al personal fijo como al contratado, pero únicamente de las categorías anteriormente citadas cuya carrera profesional está apoyada en dos leyes forales: la de enfermería del 2008 y la de facultativos de 1999 y que excluyen al resto de las categorías sanitarias y no sanitarias de Osasunbidea.

Desde el sindicato LAB entendemos como prioritario el desarrollo de una ley de carrera profesional para toda la plantilla de Osasunbidea y por ende de toda la administración foral. Una ley que reconozca el desarrollo profesional de toda la plantilla y permita la adquisición de competencias adaptadas al puesto y fomente iniciativas eficientes para plantilla y organización.

Por otra parte, exigimos al Servicio Navarro de Salud que abone de las cantidades que debe a las dos categorías (cuantificadas en varios millones de euros) implicadas en los pronunciamientos de los tribunales evitando dilataciones en el tiempo innecesarias o el pago de costas por la Administración que, al fin y al cabo, es abonada por toda la ciudadanía navarra.

Desde LAB ponemos a disposición de dichos colectivos, tanto personal funcionario como eventual, un modelo de reclamación que será facilitado de forma totalmente gratuita, así como la información que se precise sobre el tema a todas aquellas personas interesadas en reclamar lo que les corresponde.

Volvemos a reiterar una ley de desarrollo profesional para toda la Administración que sea negociada en los ámbitos correspondientes alejadas de criterios corporativistas que acaban saliendo caros a toda la ciudadanía navarra.