Tal y como viene siendo habitual, el Gobierno de Navarra ha remitido el anteproyecto de Ley de Presupuestos de Navarra a los miembros del Comité Económico y Social (CES) tan sólo tres días habiles antes de la sesión de dicho marco. Y previsiblemente, tal y como viene siendo habitual, tras la sesión del CES el Gobierno remitirá ese mismo documento, sin realizar cambio alguno, al Parlamento de Navarra. Por esa razón el sindicato LAB no ha participado en la sesión de hoy.

LAB quiere denunciar que nuevamente se ha abordado la sesión del CES como una mera escenificación: los miembros del CES no tienen tiempo material para preparar la sesión adecuadamente y realizar aportaciones concretas y viables; y el Gobierno de Navarra afronta la sesión del CES como un trámite meramente simbólico. Digan lo que digan los agentes sociales, aporten lo que aporten, el mismo borrador que llega al CES será el que se envíe al Parlamento.  

Así pues, en vista de que el Gobierno de Navarra persiste en el ninguneo del CES, el sindicato LAB ha decidido no participar en la sesión de hoy. En ese sentido, solicitamos al Gobierno y a los grupos parlamentarios que subsanen este déficit democrático y establezcan cauces reales de participación social en la elaboración de los presupuestos de Navarra.

Igualmente, anunciamos nuestra intención de movilizarnos para que los Presupuestos de Navarra den respuesta a las principales demandas sociosindicales, como son el complemento de las pensiones más bajas hasta los 1.080 euros, el establecimiento de un salario mínimo equivalente al 60% del salario medio de Navarra, la promoción y estabilidad del empleo público, el establecimiento de un sistema público comunitario de cuidados, así como una reforma fiscal que grave más las rentas del Capital, Patrimonio y beneficios empresariales.