La coordinadora general de LAB Garbiñe Aranburu y el portavoz en Navarra Imanol Karrera han mantenido hoy en Pamplona, en el Palacio de Navarra, un encuentro con la presidenta de la Comunidad Foral, María Chivite, donde la han alertado de la situación precaria que vive la mitad de la ciudadanía y le han exigido que acometa cambios profundos para un reparto justo de la riqueza. La primera reunión pública entre LAB y esta presidenta confirma la normalización de las relaciones institucionales, y se ha desarrollado en un tono cordial.

El encuentro de hoy se enmarca dentro de la ronda nacional iniciada por LAB tras su X. Congreso de junio de 2022, con diferentes agentes y organizaciones sociales, sindicales, políticas, empresariales y los máximos responsables institucionales de Euskal Herria. LAB ha compartido con la presidenta Chivite el informe que ha realizado sobre el análisis de las condiciones de trabajo y de vida de las y los trabajadores de Navarra en el año 2022, y que concluye que la mitad de los trabajadores y trabajadores de Navarra vive en situación precaria.

178.175 navarros y navarras viven en situación de desempleo, en situación inactiva o con ingresos inferiores a 1.400 euros. En consecuencia, LAB ha pedido a la presidenta de Navarra que ponga el énfasis en la mejora de las condiciones de la mayoría social del territorio.

En ese sentido, LAB exige a Chivite que supere el veto de los empresarios y la derecha a una reforma fiscal que posibilite un reparto justo de la riqueza y la mejora de las condiciones de vida y de trabajo. Es inaceptable que mientras las empresas navarras disparan sus beneficios -tal y como reconoce Hacienda- impongan una contención salarial y una fiscalidad pro empresario que provoca la pérdida de poder adquisitivo en la clase trabajadora navarra y un empobrecimiento de la mayoría social. Así, los representantes de LAB le han exigido a Chivite que, además de apartar a la derecha, acometa cambios profundos.

Tribunal Laboral, Osasunbidea y Amejoramiento

Las reuniones con los agentes sindicales que sustentan el Diálogo Social, con la Confederación de Empresarios de Navarra y el encuentro público de hoy con la presidenta confirman la normalización de las relaciones de LAB con todos los principales agentes sociales, económicos e institucionales de Navarra; una capacidad de interlocución fluida a la que este sindicato otorga una gran importancia. LAB es la primera fuerza sindical con carácter hegemónico en la Administración Foral de Navarra que dirige María Chivite, así como en el sector de Intervención Social también dependiente del Gobierno de Navarra.

Sin embargo, la normalización del diálogo también tiene necesariamente que traducirse en una participación sindical en igualdad de condiciones. Por ello, entre otras medidas, el sindicato ha instado a Chivite a poner fin a la exclusión de LAB del Tribunal Laboral de Navarra en la medida en que es el Gobierno quién corre con los gastos de dicho tribunal.

Por otro lado, como primer sindicato en Osasunbidea, LAB le ha trasladado a Chivite que la eliminación de la exclusividad es algo más que dinero: es una medida para beneficiar a una ínfima cantidad de profesionales que abre una puerta inaceptable a la privatización de los servicios públicos. Mejorar y fortalecer los servicios públicos es poner en el centro nuestras vidas. El camino para garantizar una sanidad pública eficiente que cuide la salud de todos y todas pasa por mejorar las condiciones laborales y retributivas de toda la plantilla.

Además, le han recordado que a lo largo de estos 40 años se ha puesto de manifiesto que la subordinación del Amejoramiento del Fuero con respecto a España, la estatalización de las relaciones laborales, supone para muchos y muchas vivir en situación precaria. El balance solo puede ser deficitario. Agotado el instrumento del Amejoramiento del Fuero, Navarra debe mirar al futuro, recuperar su soberanía.