Los y las técnicas de Cultura pertenecen a un sector precarizado donde la ausencia de convenio colectivo que ponga orden en el sector ha dado como resultado una dura realidad laboral. Por ello, esta mañana se ha celebrado una ponencia en el Parlamento de Navarra “para dignificar y garantizar el futuro del conjunto de la actividad cultural de Navarra”, en la que han participado representantes de los cuatro sindicatos mayoritarios. El representante de LAB ha reivindicado la necesidad de regular el sector.

La Administración es la principal contratante de este sector ―será alrededor del 90% del servicio que se realiza―por lo que desde el sindicato LAB solicitamos su implicación directa para conseguir unas condiciones laborales dignas que queden recogidas en un convenio colectivo. Sin un convenio, las condiciones laborales vienen dadas por las condiciones que se imponen en los concursos de adjudicación, sin tomar en cuenta las aportaciones de los y las trabajadoras como ha sucedido con el emblemático teatro Gayarre.

Hoy día no hay un personal adscrito a un centro único, ni siquiera un personal mínimo definido, y esto está derivando en despidos y recortes de jornada de los y las técnicas de teatros tan emblemáticos como Gayarre o Baluarte.

Por todo ello y en consonancia con el planteamiento de cuidar el servicio, así como a las personas que lo trabajan, el sindicato LAB ha defendido en la ponencia del Parlamento que el personal a subrogar corresponda con el equipo mínimo del teatro y que su subrogación, además de contemplar sus condiciones laborales, respete y nunca aminore la jornada marcada en su contrato.

Además y de manera urgente, hemos solicitado que suspendan todas las licitaciones que a día de hoy están en marcha, mientras no se regule el sector. Es fundamental para conseguir que el criterio para determinar la subrogación sea justo, que se respete la ley de contratación pública y mantenga y conserve las jornadas de la plantilla técnica a subrogar en los espacios escénicos de Navarra.