Debido a la situación que vivimos las mujeres del metal de Gipuzkoa, hoy hemos comparecido ante la sede de ADEGI en Donostia, donde hemos denunciado la inaceptable actitud de la patronal guipuzcoana en materia de igualdad.

En concreto, en la anterior negociación del convenio de metal de Gipuzkoa, y tras una larga pelea, desde el sindicato LAB pusimos encima de la mesa varias reivindicaciones. Entre ellas, se encontraba la necesidad de abordar la situación actual en la que las mujeres del metal de Gipuzkoa nos encontramos; escasa participación, dificultad de acceso, una clara segregación horizontal y vertical, brecha salarial… y para ello, propusimos la necesidad de conformar una comisión de igualdad a nivel provincial, la cual estuviera conformada por la parte social y empresarial, a fin de poder abordar estas problemáticas y acordar medidas dirigidas a superar dichas discriminaciones.

Finalmente, la propuesta fue aprobada, y para la LAB fue un punto de inflexión importante para firmar el convenio. Tras la firma, se puso en marcha dicha comisión y fueron varios los puntos que desde LAB, junto con el resto de los sindicatos, propusimos para tratar en la misma. Entre ellos, priorizamos la realización de un diagnóstico con perspectiva de género de la situación actual del metal de Gipuzkoa.

Por otra parte, propusimos acordar un protocolo contra el acoso sexual, acosos por razón de sexo y acoso por identidad sexo genérica que sirviera como referente en el sector del metal de Gipuzkoa; ya que entendemos que, si bien, muchas empresas que cuentan con plan de igualdad puedan disponer de dichos protocolos, éste no es el caso de las pequeñas empresas, donde no cuentan con un procedimiento claro y con garantías, tanto para trabajar la prevención de la violencia machista como para, en caso de que sucediera un caso de acoso, se pongan en marcha procedimientos efectivos que protejan a las personas agredidas.

Así lo hemos constatado en el diagnóstico realizado en el sector del metal de Gipuzkoa, donde se reconoce que el 70% de los centros de trabajo no cuentan con protocolo. Y en el caso de los que sí lo tienen, el nivel de conocimiento de éstos por parte de las trabajadoras y trabajadores no se estima ni siquiera en un 20%.

Para nuestra sorpresa, ADEGI se negó a acordar ningún tipo de protocolo que fuera vinculante, proponiendo meramente la realización de un protocolo que pudiera servir de inspiración para las empresas pero que no les obligara a su cumplimiento, despojando de este modo a la comisión de igualdad el poder de incidir dentro del sector y relegándola meramente a un espacio de debate.

Para LAB, esta posición que asume ADEGI en materia de igualdad es inadmisible. Consideramos que dicha comisión de igualdad se creó con el objetivo de ir acordando medidas que pudieran incidir en el sector y que fueran válidas para superar las discriminaciones que por razón de sexo se dan sistemáticamente en la actualidad.

Además, consideramos que la propuesta de acordar un protocolo contra la violencia machista no debiera ser un impedimento por ninguna de las partes, entendiendo que abordar la violencia machista en los centros de trabajo es un tema prioritario y en el cual todas las partes debiéramos asumir compromisos firmes a fin de superar dicha situación.

Ante ello, consideramos urgente denunciar públicamente la actitud de ADEGI. Desde aquí, también queremos hacerles un llamamiento para que se ponga en marcha una negociación que permita retomar el tema y consensuar un protocolo que sea vinculante.

Mientras tanto, solicitaremos reuniones tanto a Emakunde como a la Diputación Foral de Gipuzkoa para dar a conocer las deficiencias detectadas en el sector sobre este tema y solicitar su implicación.

Junto a ello, a partir de septiembre, incluiremos en todos los centros de trabajo del metal de Gipuzkoa las peticiones para consensuar protocolos de actuación frente a la violencia machista, así como para su revisión y difusión entre las trabajadoras y trabajadores, con el objetivo de dar pasos firmes contra la violencia machista en el sector del metal de Gipuzkoa.