La diputada de Políticas Sociales de Gipuzkoa, Maite Peña, ha comparecido en las Juntas Generales para presentar un nuevo modelo residencial de cara al futuro en torno a las Políticas Sociales de Transición Agenda 2023-2030. Así, LAB y ELA hemos interrumpido la comparecencia para poner sobre la mesa las reivindicaciones de las trabajadoras del sector, insistiendo una vez más en la necesidad de activar la negociación colectiva y haciendo un llamamiento al diálogo entre Diputacion, patronal y sindicatos.

La situación en las residencias es realmente grave y se han realizado ya infinidad de peticiones formales de reunión para encontrar una solución a este conflicto que se ha alargado demasiado y no se ha recibido respuesta alguna por parte de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Como se ha dicho, las trabajadoras subcontratadas están en una situación límite, las cargas de trabajo son excesivas, las bajas o los días de vacaciones no se cubren adecuadamente, las diferencias salariales y de condiciones laborales entre las diferentes residencias son evidentes, los continuos cambios en los protocolos, etc. En palabras de las trabajadoras, esta situación se ha vuelto insostenible y urge buscar una solución que dignifique las condiciones laborales y mejore el cuidado de nuestros mayores.

Esta situación es consecuencia directa de la privatización de los servicios sociales financiados con dinero público, junto con la falta de reconocimiento social y económico de los sectores feminizados.

La negociación del convenio colectivo sectorial está bloqueada tanto por la actitud de la patronal como, cómo no, por la falta de voluntad de la Diputación de Gipuzkoa de buscar una solución, que sigue enrocada ante un conflicto que se prolonga más de 3 años. La insuficiencia de personal conlleva ritmos intensos de trabajo y una carga física y psicológica insoportable. La exposición a riesgos ergonómicos y psicosociales en el trabajo es tan generalizada como inaceptable.

El incremento de los ratios de personal es imprescindible respecto al Decreto 41/1998, queremos mejorarlos para poder profundizar en el principio de atención personalizada. Esta necesidad se ve confirmada por los largos tiempos de atención a la higiene de las personas, los cuidados personales, el momento de la ingesta de alimentos o el tiempo dedicado a fomentar la autonomía personal.

Desde el sindicato LAB queremos insistir, una vez más, en la necesidad de dar pasos hacia un nuevo modelo de cuidados, hacia un Sistema Público Comunitario de Cuidados; es decir, hacia un Sistema Vasco de Cuidados y Servicios Sociales público, universal, gratuito, de calidad y de gestión pública y directa. Pero somos conscientes de que es imposible avanzar sin dar solución a los conflictos y urgencias de hoy.

También queremos hacer un llamamiento a participar en las diferentes movilizaciones que llevaremos a cabo en los próximos días:

16 de febrero, Día de la Huelga: manifestación, a las 11:00, desde Boulebard

Gora emakume langileon borroka!