Tras las tres anteriores jornadas de huelga realizadas en el sector, la situación no ha mejorado. Las interpelaciones realizadas por parte de LAB a la Diputación Foral de Bizkaia no han obtenido respuesta.

Este último mes, LAB ha participado en las Juntas Generales para trasladar la sangrante situación del sector. A su vez, mantuvo una reunión con Asier Alustiza, Director General de Promoción de la Autonomía Personal del Departamento de Acción Social de la Diputación. En esta reunión, solicitamos a la Diputación que tenía que ser parte activa en la negociación del convenio colectivo. La Diputación destina dinero público a empresas privadas, y por ello deben responsabilizarse de las condiciones laborales de las trabajadoras.

En esta nueva jornada de huelga, denunciaremos la pasividad y falta de implicación de la Diputación en este conflicto que afecta a más de 5.000 trabajadoras. Denunciaremos las palabras vacías y la falta de empatía que la Diputación ha mostrado con las trabajadoras del sector. Con esta cuarta jornada de huelga, seguiremos defendiendo nuestras principales reivindicaciones para el sector: equiparación y ratios dignos.

Es urgente la mejora de las condiciones laborales de las trabajadoras del sector, por ello animamos a todas las trabajadoras del sector a movilizarse.