LAB considera vergonzoso que CCOO, UGT y FINE aprueben a la patronal de banca (AEB) la congelación salarial durante dos años. Desgraciadamente, se consumó ayer el robo a miles de trabajadoras y trabajadores de Banca, se han cumplido los malos augurios que preveíamos y “gracias” a la complicidad de los sindicatos que no dudan en ayudar a la Patronal, miles de trabajadores y trabajadoras de banca van a ver congelados sus sueldos durante dos años 2019-2020 y una mísera subida para los siguientes tres años 2021, 2022 y 2023.

En el preacuerdo alcanzado entre la Patronal AEB y los sindicatos CCOO-UGT-FINE la congelación salarial va a aplicarse en Banca. Mientras que en el año 2020 la subida salarial media pactada en convenios fue de 1,89%, y en el año 2019 fue de un 2,33%, la banca consigue sus pretensiones, una congelación salarial para dos años y una subida raquítica para 2021 (0,25%); 2022 (1,00%) y 2023 (1,25%), respectivamente, lo que, a nuestro juicio, supone un nuevo atraco a sus trabajadoras y trabajadores.

No podemos olvidar que la banca continúa obteniendo miles de millones de beneficios, a pesar de utilizar la“arquitectura financiera” para aparentar menos y que sus altos Directivos cobran sueldos y pensiones de escándalo. Pero a las plantillas, que son quienes están al pie del cañón, dando la cara y atendiendo a la clientela lo mejor posible, se les hace pagar, con la excusa de la pandemia, las consecuencias y les congelan el sueldo con la complicidad sindical de CCOO, UGT y FINE.

Consideramos inaceptable esta decisión, una nueva muestra de cómo algunos entienden un sindicalismo de renuncias en lugar de un sindicalismo de lucha y logros en favor de la clase trabajadora.

Hoy más que nunca queda demostrada la necesidad de un Convenio de Banca para todas y todos los trabajadores del sector de Euskal Herria. Por derecho como Pueblo pero también como demostración de un sindicalismo que no deja abandonados a trabajadores y trabajadoras, que no cede a las presiones de la Patronal mas prepotente y avariciosa, que no duda en destruir miles de puestos de trabajo y tampoco, con la complicidad de algunos sindicatos, de apretar aun más el cinturón de las plantillas y aceptar una vergonzosa congelación salarial con la excusa, como afirma la Patronal, de salvar el sector en la actual situación.

Hacemos un llamamiento a continuar con la recogida de firmas que hemos iniciado los sindicatos vascos LAB y ELA, el gallego CIG (los tres presentes en la Mesa Negociadora de este Convenio) junto a los catalanes Intersindical CSC y SEC. Las y los trabajadores de banca no nos merecemos la congelacion salarial pero tampoco una patronal avariciosa y unos sindicatos sumisos que no dudan en traicionarnos.