El pasado viernes, 17 de junio, se realizó la reunión de la mesa negociadora del Convenio de Limpieza de Bizkaia. Después de que las patronales pospusieran hasta en dos ocasiones dicha reunión, vinieron con las manos vacias. No trajeron ninguna propuesta y pidieron más tiempo. Dicen que necesitan más tiempo para realizar una propuesta conjunta pero la paciencia de las trabajadoras se está agotando. Con esta actitud no están más que faltando el respeto a las 12.000 trabajadoras del sector.

Hoy hemos realizado la décima jornada de huelga en el sector realizando una manifestación que ha finalizado frente a Cebek, después de que ayer realizásemos otra movilización en la que señalábamos a dos empresas (Samsic y Garnica) de la patronal ASPEL con sede en Madrid. De esta manera, hemos querido denunciar el inmobilismo que han demostrado las dos patronales las últimas semanas. En la última mesa negociadora se comprometieron a hacer una propuesta en la próxima mesa negociadora convocada para el 6 de julio, pero si la situación no se revierte tenemos claro que en septiembre iniciaremos el curso con un diseño de huelgas más duro y más numeroso.

Las trabajadoras de limpieza estamos hartas de que nos ninguneen, y queremos tener unos salarios dignos que nos permitan llevar nuestra vida a cabo sin hacer malabares para llegar a fin de mes. Exigimos salarios de 1.200 euros en 15 pagas como reivindicación principal del sector, y si las patronales no traen una propuesta que recoja esta reivindicación queremos dejarles claro que seguiremos con movilizaciones y huelgas.