En la reunión de la mesa negociadora mantenida esta mañana, la patronal no ha mostrado ninguna voluntad de negociación y ha mostrado su disposición a suscribir un convenio de eficacia limitada con el sindicato UGT, que cuenta con la representación más baja de las trabajadoras.

Las patronales y la Diputación de Gipuzkoa siguen burlándose de las mujeres trabajadoras de las residencias que han llevado a cabo cientos de días de huelga. Sobre la mesa de negociación anunciada para hoy, la patronal había puesto una oferta de acuerdo que consideramos insuficiente. Sin embargo, LAB no ha acudido a la reunión de hoy con una actitud obstruccionista; hemos manifestado en la mesa nuestra intención de hacer una contrapropuesta en línea con la propuesta realizada por la patronal. Por el contrario, la patronal no ha dado ninguna opción para ello y ha abierto la puerta a la firma de un acuerdo de eficacia limitada con el sindicato UGT. 

La propuesta realizada por la patronal planteaba una serie de dificultades para el acuerdo que para LAB son fundamentales:

• Aunque existe la posibilidad de acordar la garantía del IPC, vemos necesario recibir una compensación para recuperar el poder adquisitivo que se puede perder.

• Consideramos necesario el compromiso de recuperar atrasos para todas aquellas trabajadoras, en caso de que hayan sufrido pérdida de poder adquisitivo antes de 2022. 

• Algunas medidas ya vigentes, como la jornada o los pagos de pluses, deberían recogerse desde el inicio de la vigencia del convenio.

Como se ha comentado anteriormente, LAB veía posibilidades de abordar la vía del acuerdo. Por el contrario, la actitud de la patronal ha sido otra y, por si fuera poco, el apoyo del sindicato UGT condiciona totalmente la lucha de las trabajadoras. Entendemos que es muy grave lo que ha ocurrido hoy en la mesa de negociación y le pedimos a la Diputación Foral que no apoye esta situación. Queremos decir en voz alta que seguiremos con el compromiso de seguir auspiciando la lucha por el convenio laboral que la situación requiere para todas las trabajadoras.