Nuestras sospechas se han cumplido. El sindicato que ostenta la mayoría ha aceptado el ultimátum de la patronal. Comentamos que los contenidos no eran malos, pero creemos que había margen para mejorar, porque creíamos en la capacidad de lucha de este colectivo.

El martes 4 de mayo, propusimos al resto de sindicatos que se plantaran ante el ultimátum y se mantuvieran unidos en el camino de la lucha y las movilizaciones.

Sin embargo, no hemos podido comprobar qué avances podía traer ese camino. De hecho, la mayoría se ha mostrado a favor de la oferta sin lucha. A la vista de esto, nos mostraremos a favor de actuar con la responsabilidad que nos corresponde y de actualizar las condiciones laborales al colectivo mediante la firma del convenio. Como se ha dicho, porque los contenidos son buenos y nos sitúan en una mejor posición para los siguientes.