Como consecuencia de las movilizaciones realizadas en el último mes por los trabajadores y trabajadoras de Quesos La Vasca Navarra de Olazagutia, la empresa ha desistido de su decisión de no aplicar el acuerdo de empresa, y ha establecido nuevas condiciones de trabajo para todos los trabajadores, salvo que cada uno de ellos manifieste por escrito su disconformidad. El sindicato LAB considera que es una pequeña victoria el hecho de que la empresa se haya movido, pero también denuncia que las nuevas condiciones no satisfacen las reivindicaciones de la plantilla y denuncia que el hecho de que no se hayan acordado con nadie esas condiciones es un acto contra la libertad sindical. Por ello, LAB quiere subrayar la necesidad de continuar con la lucha para mejorar las condiciones laborales y garantizar las libertades sindicales.

El pasado 30 de abril perdió vigencia el acuerdo de empresa vigente hasta esa fecha en Quesos La Vasco Navarra. Hasta entonces existieron múltiples reuniones en las que fue imposible alcanzar un acuerdo. La ultima propuesta presentada por la empresa fue aceptada por los sindicatos UGT y ELA con un delegado cada uno y rechazada por los sindicatos LAB (2 delegadas) y CCOO (1 delegado). Por tanto, para la mayoría del Comité esta propuesta era insuficiente, con mejoras ligadas al absentismo y a la productividad, con salarios que apenas alcanzaban los 1.000€ netos, sin un compromiso de no absorber salarios y de aplicar las condiciones laborales mas allá de la vigencia del acuerdo.

A raíz de ese rechazo por la mayoría del comité, la empresa optó por la aplicación del convenio estatal y la congelación salarial. Frente a ello LAB y CCOO optaron por la lucha, por defender las condiciones laborales y exigir un convenio digno para todos y todas.

Tras un mes de paros y movilizaciones en las que no ha habido una sola reunión entre la empresa y el comité de huelga, la empresa se ha visto obligada a mover su posición. No ha negociado ni ha llegado a acuerdos con los sindicatos pero ha decidido aplicar la ultima propuesta presentada a los sindicatos a todos aquellos trabajadores y trabajadoras que no muestren por escrito su disconformidad.

Esto significa que, después de un mes de lucha, la empresa reconsidera su decisión de aplicar el convenio estatal y aplica unas mejoras que en ningún caso han sido aceptadas por la mayoría del Comité de Empresa. Desde LAB consideramos que es una pequeña victoria, pero que no satisface las aspiraciones de la plantilla, y que además vulnera los derechos y libertades sindicales ya que se realiza a espaldas de todo el Comité de Empresa y sin acuerdo. Seguramente el objetivo de la empresa ha sido desactivar a trabajadores y tgrabajadoras y, por ello, es nuestra responsabilidad y necesidad seguir respondiendo.

Es un hecho insólito en nuestro entorno que Quesos La Vasco Navarra haya optado por aplicar una propuesta que no ha sido pactada con ningún sindicato del Comité de Empresa. Desde LAB creemos que la huelga y la movilización ha tenido consecuencias, y estas son la mejora de las condiciones laborales aunque sea por debajo de lo que entendemos como aceptable. La decisión de la empresa es contraria a las libertades sindicales y al derecho de negociación colectiva ya que han pasado por encima de los miembros del Comité de Empresa democráticamente elegidos. Es por ello que luchar, no es solo nuestro deber, sino nuestra obligación.

Por lo tanto seguiremos en la dinámica de pelea ofreciendo un marco de movilizaciones y huelga a toda la plantilla hasta alcanzar un acuerdo con garantías para todas las partes que garantice un convenio digno y respete las libertades sindicales. La maniobra realizada por la empresa no tiene garantías jurídicas suficientes para la plantilla y consideramos que son fuegos artificiales para limpiar la imagen que la empresa esta proyectando,.

Desde LAB creemos que un acuerdo y unas condiciones de trabajo dignas son lo que las trabajadoras necesitamos, para poder trabajar de forma digna y realizar un producto de calidad. Basta ya de marear la perdiz y de confundir a las personas. Del mismo modo esperamos que vista la ultima acción de la empresa los sindicatos UGT y ELA reconsideren su posición respecto a la empresa, aclaren si apuestan por acuerdos individuales o apuestan por acuerdos colectivos y el derecho a la negociación colectiva.

Hoy más que nunca la unidad del Comité y de la plantilla es necesaria; juntos y en lucha se pueden cambiar las cosas tal y como ha quedado demostrado.