Ayer lunes, 7 de junio, estaba convocada una huelga indefinida que debía dar inicio a las 22:00 para las plantas de Inervol de Zaldibar y Alga de Abadiño. El motivo fundamental de la misma era que la empresa abonase el salario de este mes (algo que había transmitido que no iba a hacer) y fuese transparente en cuanto a la información económico-financiera de la empresa, dejando claro que la plantilla no estaba dispuesta a asumir más salarios adeudados, mucho menos cuando se está trabajando a tope.

Durante la tarde de ayer, la empresa terminó de abonar la totalidad de la nómina de este mes, facilitó la documentación económico-financiera requerida y se comprometió a dar dicha información de manera semanal, para que el comité de empresa de Alga e Inervol así como su plantilla conozcan en todo momento la situación real de la empresa.

Dado que la empresa satisfizo las principales demandas que provocaron la convocatoria de huelga, en asamblea celebrada ayer a la noche en las instalaciones de Alga, los trabajadores y trabajadoras decidieron suspender la huelga que se iba a iniciar esa misma noche. 87 personas votaron a favor de suspenderla, 31 en contra, y 2 se abstuvieron.

El grupo Industrias Alga, al que pertenecen las empresas Inervol de Zaldibar y Alga de Abadiño, lleva 18 meses inmersa en una situación muy delicada económica y financieramente, aunque cuente con una alta carga de trabajo. Actualmente pertenece al grupo Amtek, grupo internacional indio, que está inmerso en un proceso concursal en India.

Aunque parece ser que este concurso se resolverá en unos semanas o meses, adjudicándoselo a un nuevo propietario, desde que el grupo Amtek se hizo con la propiedad de Industrias Alga ésta ha sufrido un deterioro notable, hasta incluso situarlo en una situación de posible quiebra. Actualmente se adeudan algo más que dos nóminas a las y los trabajadores, además de la abonada ayer.

Desde LAB tenemos claro que vista la situación de la empresa y en tanto en cuanto no termine de aterrizar un nuevo dueño de la empresa, nos volveremos a ver abocados y abocadas a movilizaciones, convocatorias de huelga, etc. La solución pasa porque el nuevo dueño que venga invierta en la renovación de instalaciones y maquinaría, dote de dinero a la empresa para hacer frente a las deudas con la plantilla, y tenga caja suficiente para no tener tensiones de liquidez en el futuro. Estamos convencidos y convencidas de que Industrias Alga tiene futuro (tiene buenos clientes, hace un trabajo muy especializado, …) pero hay que ir dando pasos antes de que sea tarde.

Queremos dejar claro a los dueños actuales, y los que puedan venir en el futuro, que no trabajamos gratis, y que en todo caso seguiremos velando por las condiciones laborales de la plantilla de Alga e Inervol.