Tres trabajadores del Metal han sido juzgados de forma injusta por defender sus derechos y unas condiciones de trabajo dignas. Piden penas de prisión para ellos.

Con motivo de este juicio, encausadas y encausados en otros conflictos se han movilizado frente al juzgado en Bilbo, con el apoyo de sindicatos, para mostrar su solidaridad y para remarcar que luchar por unas condiciones laborales dignas no es delito, tal y como hicieron hace dos semanas a través de una comparecencia.