Los sindicatos LAB, ELA, CCOO, ESK, UGT, USO y CNT nos hemos movilizado en Gasteiz para exigir la vacunación del personal de transporte sanitario subcontratado. Lo hemos hecho en la sede del Gobierno Vasco, en Lakua.

Este es el comunicado emitido por los sindicatos con motivo de la movilización realizada ante Lakua:

Este pasado viernes la Consejera de Sanidad anunciaba en sede parlamentaria que esta semana seríamos vacunados, pues bien, aqui estamos para seguir denunciando que no se nos está vacunando, ni tan si quiera se nos ha llamado para citarnos un día concreto para ello. Ni se nos llama para vacunarnos, ni se nos llama para reunirnos. Hemos pedido publicamente una reunión para que se nos se nos concrete la fecha de inicio y el plan específico establecido para vacunarnos.

Por ello ante la falta de reunión, de compromiso, y de palabra por parte de la Administración en boca de su Consejera, hemos registrado ayer mismo una convocatoria de huelga para el viernes 5 de marzo, nosotras y nosotros si tenemos palabra, y dijimos que si no se nos empezaba a vacunar iríamos a la huelga.

No sirven ya las buenas palabras, la situación es insostenible, y el inicio de la vacunación tiene que ser inmediato. Ya no pedimos, ahora exigimos una reunión de manera urgente y un compromiso real con un plan específico de vacunación, y que este se inicie de forma inmediata.

De no ser así el viernes 5 de marzo las ambulancias estarán de huelga, una huelga que viene motivada por la falta de vacunación a un sector que estamos en primera linea, porque se ha vacunado ya al personal ambulancias propio de osakidetza, el 1% del sector, pero no se ha vacunado al 99% del personal de ambulancias que estamos subcontratados, utilizando un criterio incomprensible e irresponsable, tanto desde una perspectiva sanitaria como laboral.

Nos manifestamos hoy de nuevo aquí para denunciar que el Gobierno Vasco nos ningunea y nos margina. No estamos vacunadxs ni tenemos un calendario de vacunación. Somos más de 1.500 profesionales en la Comunidad Autónoma Vasca, cubrimos un servicio esencial en la sanidad pública vasca, y no vamos a aceptar la discriminación que supone que se vacune en base al contrato y no a la función y servicio que realizamos. Estamos en primera línea frente al covid y nos sentimos totalmente abandonadxs.