El Gobierno de Navarra (PSN, Geroa Bai y Podemos) ha presentado hoy en el Consejo Económico y Social el anteproyecto de presupuestos para el año 2021. La pandemia provocada por el Covid-19 ha acelerado las consecuencias económicas y sociales de una nueva crisis del sistema capitalista que otorgan al debate presupuestario de este año de una importancia especial. Pero LAB ve en la propuesta del Gobierno la determinación de seguir profundizando y apuntalando un modelo económico y social que, como se ha demostrado, no tiene capacidad para hacer frente a los retos de futuro que garanticen una salud, un trabajo y una vida dignas a trabajadoras y trabajadoras, a la mayoría social navarra.

Antes de decidir dónde y cómo tenemos que invertir, es fundamental tener claro y decidir de dónde y cómo vamos a obtener los ingresos, el dinero necesario. Sin embargo, una vez más, el Gobierno de Navarra empieza la “construcción” del presupuesto por el tejado. Así, ha iniciado el proceso de elaboración de los presupuestos fijando la cuantía del techo de gasto (no financiero) sin contemplar ninguna medida tributaria que permita ampliar los ingresos para hacer frente al carácter excepcional de la actual situación.

En opinión del sindicato LAB la necesidad de aumentar la recaudación tributaria, y mejorar la progresividad del sistema impositivo para lograr un reparto más justo de las cargas fiscales, exige una profunda reforma fiscal. En este sentido el Gobierno y los partidos que lo conforman no solo niegan cualquier debate en este sentido, también cierran la puerta a concentrar esfuerzos en exigir una contribución extraordinaria a los sectores sociales más favorecidos económicamente. Es decir, al igual que en la crisis del 2008, se niegan a que esta crisis la pague el capital, los que más tienen y han seguido haciendo negocio en esta crisis, para que la factura, una vez más, recaiga en las espaldas de trabajadoras y trabajadores.

Por tanto, decidir cómo vamos a responder a esta crisis económica y social exige un debate social. Para el sindicato LAB este debate necesita de acuerdos sociales de transición que cambien la lógica de las cosas, que nos permitan hablar sobre la gestión del dinero público y las inversiones necesarias que avancen en un cambio que ponga en el centro lo público y la vida de las personas. En opinión de LAB, frente a las ayudas y medidas de siempre que pretenden tapar las deficiencias de este sistema que lo ha privatizado todo, es posible otro modelo que lleve a cabo un reparto efectivo de la riqueza, la garantía de los derechos y el fortalecimiento de los servicios públicos. Es aquí dónde reside la oportunidad para avanzar hacia el cambio social.

Desde LAB entendemos que cualquier propuesta de presupuestos exige un cambio de dirección de 180 grados, y no vemos esa voluntad política en la posición de los partidos PSN, Geroa Bai y Podemos que conforman el actual Gobierno de Navarra. Dicho de otro modo, LAB ve en la propuesta del Gobierno la determinación de seguir profundizando y apuntalando un modelo económico y social que, como se ha demostrado, no tiene capacidad para hacer frente a los retos de futuro que garanticen una salud, un trabajo y una vida dignas a trabajadoras y trabajadoras, a la mayoría social navarra.

No existe voluntad para ello por parte del Gobierno de Navarra. En consecuencia, desde el sindicato LAB queremos poner la atención en las prioridades y ámbitos que de manera urgente exigen medidas concretas en favor de los intereses y necesidades de la clase trabajadora y en beneficio de la mayoría social:

  • -Aumentar la inversión en sanidad y educación en relación con el PIB: contratación de personal para la bajada de ratios en sanidad y educación, fortalecimiento de la Atención Primaria, partida para la práctica de pruebas de detección de Covid masivas.
  • -Publificación de servicios y sectores subcontratados (especialmente sociales y de cuidados).
  • -Fortalecimiento del transporte público.
  • -Aumentar la protección social: ampliar la cobertura de la Renta Garantizada, garantizar el derecho subjetivo a la vivienda, complementar las pensiones.
  • -Establecer medidas para garantizar el empleo e impulsar condiciones laborales dignas. En este sentido es fundamental la financiación necesaria para a obtener un convenio que dignifique los trabajos precarios de miles de trabajadoras del sector de Intervención Social.