El sindicato LAB, con representación en los principales espacios escénicos de Navarra, convoca al personal técnico de las subcontratas que dan servicio técnico en los espacios escénicos públicos, a una jornada de huelga para el día 18 de diciembre para denunciar las precarias condiciones laborales que se sufren en el sector. Antes que la huelga, habrá una concentración en Pamplona el día 12 de diciembre, domingo, frente al Teatro Gayarre, a las 18:30.

En opinión del sindicato LAB, la gestión de espacios culturales públicos no debiera licitar con pliegos que no garanticen unas condiciones dignas a los trabajadores y trabajadoras de las empresas adjudicatarias. La disponibilidad horaria, el calendario abierto, cambiante y sujeto a la programación de espectáculos así como la idiosincrasia particular de este trabajo debe tener una compensación y unas garantías para sus personal técnico.

Detallamos a continuación las principales reivindicaciones de los técnicos y técnicas de los espacios escénicos:

Por la creación de un convenio

Necesitamos regularizar el sector y avanzar en la creación de un convenio sectorial para Navarra para ello pedimos la implicación de la clase política para encarar este problema ya que las condiciones impuestas en los pliegos nos impiden avanzar en las demandas de mejoras laborales y a su vez imposibilitan la creación de un convenio justo. Así como la creación y un seguimiento efectivo de un código de buenas prácticas en la contratación pública en las artes escénicas que regule tarifas, horarios, funciones etc… La administración o sus organismos dependientes son los principales motores de contratación de empresas y personal técnico y ha de asumir su responsabilidad en este asunto. Ha de asegurarse que las condiciones de los concursos garanticen que las empresas puedan ofrecer unas condiciones dignas de trabajo a sus trabajadores.

Pliegos justos

Pedimos que los pliegos de licitación contemplen la realidad laboral del personal técnico. Que prevean y aseguren equipos mínimos de trabajos capaces de satisfacer las necesidades técnicas de los espacios escénicos y permitan, a su vez, a las empresas subcontratadas dar a su personal un calendario laboral y condiciones de trabajo dignas

Subrogación justa

Por un criterio de subrogación justo, que no solo contemple la facturación, que se ajuste a la especial realidad laboral del sector y respeten las jornadas del personal a subrogar. NO A SUBROGACIONES POR EL 4%, 15%, 34% ó 40% DE JORNADA EN EL TEATRO GAYARRE

Paralización de los concursos de licitación

Paralización o retirada de los concursos de licitación que se encuentren en marcha hasta que la realidad laboral del personal técnico sea tenida en cuenta y se acuerden unos criterios de subrogación justos.

Denunciar la precariedad laboral

Paramos para denunciar las precarias condiciones laborales que sufrimos en el sector, en especial en lo relacionado con la conciliación familiar o social. Esta situación es un mal endémico en el sector y viene derivado de la falta de convenio en el sector y las condiciones que la administración impone en los distintos concursos de licitación.

  • Sin calendario laboral anual, ni semestral, ni quincenal. A duras penas llega a semanal lo que imposibilita hacer cualquier plan a corto plazo.
  • Sin un día determinado libre a la semana.
  • Sin un turno asignado. Trabajamos de mañana de tardes y de noche o en parte de los tres turnos en el mismo día. Jornadas de 10, 12, 14 y 16 horas están a la orden del día.
  • Sin un horario determinado. Los horarios varían según las necesidades del espectáculo o evento. El lunes podemos entrar a las 9h, el martes a las 12, el miércoles a las 17h…
  • Horarios de salida aproximados. La hora de salida puede variar en el mismo día en función de las necesidades o imprevistos del espectáculo o evento.
  • Podemos encadenar hasta 13 días seguidos trabajando.
  • Es habitual encadenar varios días seguidos trabajando 10, 11 ó 12 horas, con lo que literalmente desaparecemos de nuestro entorno familiar o social.
  • Sin un máximo de horas semanales ni quincenales y en ocasiones ni mensuales.
  • Sin antigüedad, sin nocturnidad, ni plus de festivos y salarios bajos que no se ajustan en absoluto al precio del mercado ni a las condiciones laborales que padecemos.