Nota de prensa de LAB y ESK de la residencia Madres Mercedarias de Orozko:

El Juzgado de lo Social número 4 de Bilbao ha dictado sentencia declarando nula la modificación sustancial por la que se obligó a 14 compañeras de Madres Mercedarias a trabajar domingos y festivos. Además, la sentencia obliga a la empresa a indemnizar a cada trabajadora con 300 euros por los perjuicios ocasionados.

Esperamos que esta sentencia sirva para poner fin a los constantes atropellos y ataques que la Fundación Aliados comete contra todas las trabajadoras del centro de Ibarra.

Tambien aprovechamos para informar que nos hemos reunido con los responsables de la Diputación Foral de Bizkaia. Hemos vuelto a exigirles que asuman su responsabilidad en este conflicto laboral. Como siempre, siguen queriendo echar balones fuera sin querer intervenir de una manera activa para defender nuestros derechos laborales. Queremos remarcar que en el marco de esa reunión los responsables de la Diputacion han afirmado que el centro tiene convenio vigente con esta Administracion hasta el 31 de diciembre de 2023. Esta afirmación deja sin efecto las múltiples amenazas e intoxicaciones que la dirección del centro de Madres Mercedarias estaban difundiendo entre las trabajadoras.

Ante la nula voluntad negociadora de Fundación Aliados y Madres Mercedarias y la irresponsable postura de la Diputación Foral de Bizkaia, anunciamos que seguiremos con nuestros días de huelga y movilizándonos hasta conseguir que se nos devuelva lo que es nuestro.