El próximo 11 de abril se celebrará la segunda reunión de la Mesa Sectorial de Osakidetza. Desde la pasada reunión quedó claro que el PNV no está dispuesto a una negociación colectiva real en Osakidetza, ya que han dejado bien claro que la imposición de la jornada de 1614 horas es inamovible.

La decisión de acabar con el logro histórico de las 35 horas es un enorme paso atrás en nuestros derechos laborales y en la calidad de nuestra sanidad pública. Esta grave decisión del PNV supondrá un acusado empeoramiento de las ya precarias condiciones laborales en Osakidetza, supondrá la destrucción de más de 2600 puestos de trabajo ocupados por personal eventual y, lógicamente, empeorará aún más la calidad asistencial.

Parece que la única negociación que le interesa a Osakidetza es cómo se va aplicar el incremento de jornada y la reducción de licencias en nuestros centros de salud, ambulatorios y hospitales. Cualquier propuesta en este sentido es mala y sólo va a generar mayor precariedad y peor atención a la población.

LAB ya ha dejado clara su postura: estamos dispuestos a negociar soluciones, no a negociar recortes. Nuestro objetivo principal es la creación de empleo público de calidad en Osakidetza, para lo que es imprescindible que partamos de la base de las 35 horas semanales.

Por lo tanto, acudiremos a esta segunda mesa con los siguientes objetivos.
• Defensa de nuestro derecho a la negociación colectiva; para ello, hay que dar marcha atrás en los recortes aplicados estos años, bien desde Madrid, bien desde el gobierno de Patxi López. En concreto, habría que derogar el aumento de jornada impuesto en Mesa General y los “Acuerdos” de OPE, Contratación y Movilidad impuestos por el anterior gobierno del PSE.
• Creación de empleo público en Osakidetza como forma de atender con calidad las necesidades sanitarias dela población vasca y activar la economía. Osakidetza, que pagamos entre todos y todas, no puede aplicar un ERE a miles de personas necesarias para sacar el trabajo adelante. Al contrario, el funcionamiento del sistema sanitario necesita más puestos de trabajo.

El aumento de la jornada es una línea roja que el PNV ha cruzado de forma totalmente irresponsable. La situación es muy grave y muy grave lo que está en juego, por lo que invitamos al resto de sindicatos a hacer una reflexión conjunta. Así mismo, hacemos un llamamiento a las y los trabajadores a continuar peleando y a tomar parte en las movilizaciones que se convoquen para el día 11 en sus respectivos centros. 

 

LAB SAREAN
{module[111]}