LAB y ELA, mayoría en el Comité de empresa e impulsores de más de 4 meses de huelga, hacen
público lo siguiente:

El servicio público de teleasistencia cuenta con más de 63.000 usuarios y usuarias en la CAV.
LAB y ELA denuncian la política de privatización del Gobierno Vasco. La privatización que
precariza las condiciones laborales de la plantilla y la calidad del servicio, dejándolo en manos
de empresas privadas que priorizan su lucro por encima de cualquier otro interés.

Para LAB y ELA, TUNSTALL, empresa adjudicataria del servicio hasta el 30 de septiembre,
además de su nula voluntad negociadora ha demostrado una enorme incompetencia al no
presentar en plazo la documentación necesaria para participar en el concurso a la nueva
licitación.

La chapuza de la Dirección de TUNSTALL deja sin interlocución directa para negociar el
Convenio Colectivo, hasta que no se aclare el recurso interpuesto por la empresa que decida
quién es la adjudicataria final del servicio público. Hasta la fecha, la única oferta presentada es
la de la UTE conformada por Ilunion e Ibermática.

La empresa ha aprovechado esta situación, provocada por ella, para arrastrar a un callejón sin
salida la negociación del convenio.

Sin embargo, la determinación de los y las huelguistas ha obligado a TUNSTALL a llegar a un
acuerdo con el comité de huelga integrado por LAB y ELA.

Dicho acuerdo obliga a:

  • Reanudar la negociación del Convenio Colectivo, sea quien sea la empresa
    adjudicataria
  • Asumir una subida en el salario base de todo el IPC del 2022, es decir 6,4%.
  • Que la mitad de este aumento salarial se aplique de forma lineal. Esta fórmula permite
    que las diferencias entre las categorías más bajas y las más altas se acorten.
  • Este mismo incremento en cantidad y forma de aplicarlo se mantenga “a cuenta
    convenio” hasta que se aclare quién es la empresa adjudicataria y se reanude la
    negociación.

LAB y ELA felicitan a la plantilla en huelga de BETI ON por la lucha realizada y les anima a
renovar fuerzas para continuar la lucha por el Convenio Colectivo que se merecen en cuanto
haya empresa adjudicataria.