Comunicado de los sindicatos LAB, CCOO, ELA y UGT con motivo de la comparecencia de hoy:

Una semana después de iniciar la huelga indefinida seguimos con paros masivos en el sector de la Gestión Deportiva, se están paralizando la mayor parte de instalaciones deportivas de la Comarca de Pamplona y de muchos pueblos de Navarra, estos son: Trinquete de Mendillorri, instalaciones de Zizur Mayor, Uharte, Burlada, Sarriguren, Peralta, Caparroso, Aranzadi, Mutilva, Berrioplano, Olaz, Irurtzun, el Kubo, San Jorge, Lagunak y la UPNA.

A lo largo de esta semana, la patronal sigue bloqueando la negociación del convenio, ya que no se ha puesto en contacto con la parte social en ningún momento. No ha habido ninguna propuesta de reunión ni de negociación encima de la mesa, hecho que pone de manifiesto la nula voluntad de AGEDENA frente la negociación del convenio sectorial.

Frente a este inmovilismo patronal lanzamos desde aquí un mensaje claro a los ayuntamientos: como contratantes de las empresas gestoras de las instalaciones deportivas pedimos que se posicionen y que hagan presión a las empresas para desbloquear la negociación. También pedimos que en aquellos casos que los Ayuntamientos han incrementado su partida presupuestaria para hacer frente a la situación de inflación que estamos viviendo lo hagan público y se conozca, ya que han pagado un dinero a las empresas gestoras que no se ha visto retribuido en las trabajadoras del sector.

Queremos denunciar públicamente las vulneraciones al derecho de huelga que ha habido durante todos estos días. Son muchas las instalaciones que han abierto los tornos y han dejado las instalaciones abiertas sin personal trabajando y se han sustituido puestos de trabajo de huelguistas. Se han puesto las denuncias correspondientes a la inspección de trabajo, pero queremos hacerlo público para exigir que esto no se repita y se respete el derecho a la huelga. Entendemos que vulnerar el derecho a la huelga es una práctica empresarial muy grave y que las empresas tienen que ser sancionadas por no respetar un derecho fundamental.

Hacemos un llamamiento también a las y los usuarios de las instalaciones deportivas: reclamar vuestras cuotas y ayudarnos a presionar tanto a los ayuntamientos como a las empresas para poder sentarnos de nuevo a negociar. Queremos poder firmar un convenio que garantice los mínimos que nos hemos propuesto: subida salarial del IPC para cada año del convenio, reducción de la jornada de trabajo, mejora de la cobertura salarial en caso de bajas y un sistema de mejora de empleo real y efectivo que reduzca la precariedad de la contratación. Reducir la precariedad laboral en este sector es imprescindible y no podemos renunciar a ello.

Queremos seguir animando también a todas las trabajadoras del sector a que sigan secundando la huelga, ya que nuestras reclamaciones son justas y razonables. Hemos demostrado que tenemos capacidad para paralizar el sector y para alzar la voz y hacernos oír. Seguiremos en la lucha para lograr el convenio que nos merecemos.