Con la llegada del Día Internacional de la Salud de las Mujeres*, nos hemos movilizado en Gasteiz, ante la mutua FREMAP, y en Arrasate, ante la empresa Ausolan.

Con estas movilizaciones, hemos denunciado que la mutua FREMAP ha denegado a una trabajadora de comedores escolares la prestación por riesgo en el embarazo, argumentando que en su puesto no hay riesgo. Además, hemos destacado que la empresa Cocina Central Magui, del grupo Ausolan, no refleja en sus evaluaciones de riesgos laborales los auténticos riesgos que sufren las mujeres* trabajadoras.

En este sentido, este es el manifiesto que hemos elaborado con motivo del Día Internacional de la Salud de las Mujeres*:

28 de MAYO, DIA INTERNACIONAL POR LA SALUD DE LAS  MUJERES*

El Día Internacional de Acción para la Salud de las Mujeres tuvo su origen en una asamblea de mujeres realizada por la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Sexuales y Reproductivos llevada cabo el 28 de mayo de 1987 en Costa Rica.

En un principio trataron cuestiones que afectaban a la salud sexual y reproductiva. El primer año que se celebró se puso en marcha una campaña para denunciar la mortalidad entre las embarazadas y exigir medidas de prevención. La decisisión vino dada por los alarmantes datos de los problemas de salud que millones de mujeres enfrentaban en distintos países, debido a la pobreza, la violencia, las guerras, la discriminación y excusión social ya sea por religión, raza o preferencia sexual.

Desde el año 1988 se lanza la campaña llamada Prevención de Morbilidad y Mortalidad Materna,para hacer una llamada de atención por la cantidad de muertes que se registran a nivel planetario por falta de asistencia sanitaria a la mujer embarazada.

Han pasado muchos pero la realidad de fondo sigue siendo la misma: se conoce poco de la salud de las mujeres* y del resto de cuerpos no normativos. Se debate poco de nuestros problemas y las respuestas que se dan desde las políticas públicas son insuficientes y en muchos casos equivocadas.

La centralidad y referencia siguen siendo los cuerpos de los hombres y estos representan el modelo a tener en cuenta. Eso tiene un nombre: androcentrismo  y tiene consecuencias: no se tiene en cuenta lo que pasa con el resto de cuerpos. Nuestras necesidades y nuestras demandas ni les ocupan ni les preocupan.

La división sexual del trabajo que atribuye menor valor a los trabajos realizados por las mujeres* sea en los hogares o en el mercado laboral, tiene también reflejo en la desvalorización de nuestra salud y su vigilandia en el ámbito del empleo. Esto conlleva una falsa neutralidad en las evaluaciones de riesgos laborales y prevención en salud laboral no atendiendo a la diversidad de los cuerpos, colocando el “hombre” como centro de todo. Esto condiciona totalmente la vida de las mujeres* en el plano laboral y tiene efectos nocivos en su salud, en muchas ocasiones, los riesgos no son reconocidos, como es el caso que denunciamos hoy.

A las mujeres* nos imponen trabajos precarios, parciales, de corta duracion, con menores sueldos y peores condiciones laborales, y si a todo ello, le sumamos el endurecimiento de los baremos en salud laboral, solo podemos decir que nuestras salud, nuestros cuerpos y nuestras vidas no importan al sistema, únicamente para poder explotarnos. El no reconocimiento de nuestros derechos, la discriminación que enfrentamos y la falta de atención a nuestra salud que el sistema capitalista heteropatriarcal nos impone en el ámbito de la seguridad y salud laboral es inaceptable.

Consideramos necesario e imprescindible proteger y garantizar un entorno laboral saludable durante el embarazo, tanto en los aspectos físicos, como psicológicos y emocionales. Las imposiciones económicas de las mutuas chocan de lleno con nuestro derecho a la salud en el ámbito laboral en todos los ciclos de nuestra vida.

Nuestro cuerpo es nuestro y no podemos seguir a merced de lo que las mutuas decidan sobre ellos en función de criterios economicistas y de productividad.

¡Seguiremos luchando por nuestros derechos y nuestra salud!

NUESTROS CUERPOS, NUESTRAS VIDAS!!

GORA BORROKA FEMINISTA!!!