La mayoría sindical en la empresa La Vasco Navarra queremos convocar a los medios de comunicación a la manifestación que tendrá lugar este mismo sábado día 5 de junio en Olazti y que partirá de la plaza del pueblo a las 12:00 del mediodía para acabar en las puertas de la empresa.

Con esta marcha daremos comienzo una dinámica de movilizaciones que continuara con paros de 2 horas en el tuno de tarde del día 10 de junio y seguirá con 2 horas de paro en el turno de noche y de mañana del día 11 de junio. A partir del día 11 de junio todos los lunes y jueves del mes se realizaran paros parciales.

El motivo de esta dinámica es el bloqueo de las negociaciones para renovar el pacto de empresa. La empresa Vasco Navarra es una empresa rentable que ha cerrado todos los ejercicios la ultima década con beneficios. El año 2019 la empresa obtuvo unos beneficios de 950.000€, en los años 2018 y 2019 la empresa repartió dividendos por valor de 140.000€. Los datos de 2020 no disponemos, pero al ser un servicio esencial en esta pandemia y observar los ritmos de trabajo cada vez mas altos y mayor presencia de ETTs en la empresa podemos afirmar que la situación de esta no ha cambiado.

En esta situación la empresa no ha aceptado la mayoría de los puntos propuestos por el comité de empresa formado por (LAB 2, CCOO 1, ELA 1 y UGT 1) en la plataforma que presentamos y fue apoyada por toda la plantilla. A pesar de ello, lamentamos que los sindicatos UGT y ELA hayan decidido bajarse del carro de esta lucha. Las puertas para que se puedan sumar permanecen abiertas.

La empresa hizo una ultima propuesta que planteaba una subida salarial del 1,75% a los conceptos recogidos en nómina correspondientes al convenio estatal, por lo que el resto de conceptos se quedaban fuera de tal subida e incluso podían ser absorbidos, de la misma forma cualquier otra mejora que plantearon fuè en relación al absentismo y la productividad.

La realidad actual es, que la mayoría de los trabajadores y trabajadoras de la plantilla cobran al rededor de los 1000 euros y trabajan 1770 horas, aquellas personas que tienen mejoradas las condiciones económicas ven como sus complementos son absorbidos sin expectativas de mejorar.

Ante las demandas sindicales, la empresa ha optado por descolgarse del pacto de empresa y empezar a aplicar el convenio estatal con la merma que supone en los derechos de la plantilla.

La empresa ha decidido atacar a la plantilla chantajeándola para poder seguir manteniendo su posición, seguir precarizando las condiciones laborales para exprimir al máximo el negocio y seguir repartiendo beneficios entre los accionistas.

Para los sindicatos que firmamos esta nota, la situación nos parece intolerable, que una empresa que genera beneficios a costa de la plantilla y su entorno, no quiera repartir la riqueza de una forma mas justa entre su plantilla y que ademas esta revierta en la zona, es inaceptable. Los sindicatos abajo firmantes hemos optado por seguir luchando, haciendo frente al chantaje de la empresa. Por eso llamamos a la sociedad en general y a la plantilla en particiular a secundar cuantas movilizaciones se organicen a este efecto.

A su vez interpelamos a los sindicatos UGT y ELA a que reconsideren su posición y se sumen a la lucha que estamos impulsando. La unidad es la principal herramienta que tenemos para hacer frente a la situación que se vive en la empresa.