La empresa Elecnor de Gasteiz, subcontrata de Movistar, denegó en 2020 a LAB el derecho a constituir su sección sindical para tratar de dificultar la actividad sindical. Para ello, se basó en una estratagema: exigió una afiliación del 10% del total de trabajadores y trabajadoras del Estado español para formar la sección sindical.

LAB tenía claro que esta petición era absurda y defendía que había que tener en cuenta a los trabajadores y trabajadoras alavesas y recurrió a los tribunales. El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco dio la razón a LAB en el primer juicio. La sentencia fue recurrida por la empresa y ahora, el Tribunal Supremo español confirma la primera sentencia y nos da la razón: LAB tiene derecho a constituir su sección sindical.

Laactituddelaempresatieneunaexplicaciónclara:lavenganza.Lasylostrabajadores,quelucharonpor dignificar de las condiciones laborales de una empresa con enormes beneficios, secundaron una huelga que se prolongó 43 días que les permitió mejorar sus condiciones laborales. La de ahora supone una segunda victoria, jurídica en este caso.

LAB seguirá organizándose en las empresas y luchando por mejorar las condiciones laborales.