Nos hemos concentrado en Iruñea frente a la sede de la empresa UTE Zakan para denunciar las precarias condiciones de trabajo que se dan en esta empresa: tasa de temporalidad del 97% (sólo hay dos indefinidos) y total ausencia de medidas de prevención de riesgos laborales. La citada empresa presta atención a menores.

Concretamente, miembros del sindicato LAB y trabajadores y trabajadoras de la UTE Zakan se han concentrado hoy frente a la sede que la empresa tiene en el barrio Iturrama de Pamplona para denunciar “las penosas condiciones laborales” de su plantilla. En este conjunto de empresas creado hace dos años y medio para la gestión de servicios públicos de atención a menores el 97% de los contratos son temporales—solo dos son indefinidos— y tiene una total ausencia de medidas de prevención de riesgos laborales.

Ante la grave situacion que se vivía en los centros de Zakan, el sindicato LAB decidió tomar cartas en el asunto y creó una sección sindical; posteriormente promovió unas elecciones sindicales que ganó en solitario. El objetivo de todo ello era combatir la injustificada y altísima temporalidad impuesta a la plantilla y reivindicar mejoras en las condiciones relativas a la salud laboral.

Tal y como ha explicado Oihan Ataun, responsable del sector de Intervención Social en LAB, la falta de prevencion de riesgos laborales en Zakan ha sido la tónica general desde su creación. “Hoy es el dia en que no existen evaluaciones de riesgos de ningún tipo ni protocolos ante situaciones de violencia, acoso y demás. Y no estan hechas, no porque no fuesen necesarias, sino por la desidia de la direccion comandada por las empresa Agintzari y Zabalduz”.

Ataun ha relatado que en los dos últimos años los y las trabajadoras han sufrido multitud de agresiones, que existe sobreocupacion, que falta personal, que hubo un incendio en una vivienda… “¿Quién supervisa la actividad de estas empresas para que pasando todo esto nadie les pegue un toque? Ni que decir tiene los gravísimos hechos sucedidos en mayo y junio de este año: peleas con elementos punzantes entre personas usuarias, incendio de una habitacion, trabajadoras amenazadas gravemente en el día a día, y otras dos a punto de ser arrojadas por las escaleras de un centro, intervenciones constantes de Policia Foral ante la falta de seguridad, falta de organización, falta de proyecto educativo y un largo etcétera”.

LAB ha denunciado que los incidentes citados han sido ocultados tanto al Comité de Empresa como al propio Gobierno de Navarra. “Esto es gravisimo”, ha declarado Ataun. “La empresa  hace y deshace a su antojo sin que nada ni nadie lo impida, ni siquiera la existencia de riesgo vital para las personas usuarias y trabajadoras”.

“Han despedido a trabajadores por cierres de servicio ―incluidos delegados y delegadas del Comité―”, ha proseguido Ataun. “A otra delegada también la despidieron con mentiras y engaños, aunque luego la recontrataron. A un trabajador que apoyó nuestra lista electoral no le acabaron diendo el trabajo que le habían garantizado. Todas ellas son prácticas empresariales de lo peor que se puede conocer y padecer. Prácticas en unos servicios que nunca debieron caer en manos privadas, puesto que estos gestores están más  interesados en llenarse los bolsillos que de dar una atención de calidad y cuidar a su plantilla”.

Por último, Ataun ha exigido en nombre del sindicato LAB que las empresas que conforman la UTE Zakan, esto es, Agintzari y Zabalduz, sean excluidas de la posible adjudicación y gestión de servicios públicos de Navarra”.