Los próximos días 3 y 5 de mayo estaban convocadas sendas jornadas de huelga en Huelga de Peralta para denunciar el maltrato patronal que la empresa somete a la mayoría de la plantilla y en apoyo de un pacto de eficacia general que contemple las reivindicaciones de las y los trabajadores. Sin embargo, la aceptación por parte de la dirección de la empresa de medidas concretas para mejorar el clima laboral han posibilitado la desconvocatoria de la huelga y abierto la posibilidad de la reanudación de las negociaciones para renovar el Pacto de Empresa. LAB se congratula de que mediante la acción sindical se haya conseguido redirigir la situación.

En Huerta de Peralta -empresa que se hizo conocida por la huelga de 28 días de invierno de 2018-2019-, el trato desigual y las dificultades para hacer valer sus derechos en los trámites cotidianos más elementales venían generando el enfado de la plantilla en un ambiente asfixiante, por lo que la asamblea de trabajadores tomó la decisión de plantarse ante ese maltrato y convocar dos días de huelga.

Sin embargo, tras hacer pública la convocatoria de huelga, la empresa empezó a moverse, y tras una primera reunión con el Comité de Huelga a primera hora de la tarde del jueves 29 de abril, se iniciaron unas negociaciones entre la dirección de la empresa y el sindicato LAB que, después de intercambiar varias propuestas y contrapropuestas, desembocó a última hora de la tarde del 30 de abril en un acuerdo que recoge la mayoría de las medidas concretas propuestas por el Comité de Huelga.

Así, en virtud del mencionado acuerdo se establecen mecanismos para facilitar la comunicación entre dirección de empresa y trabajadores que debieran servir para evitar situaciones de conflicto, contribuyendo de esta manera a rebajar la tensión que viene caracterizando las relaciones laborales en Huerta de Peralta.

De igual manera, el acuerdo de desconvocatoria de huelga conlleva la reanudación de las negociaciones para regular las condiciones laborales en el centro de trabajo, en las que LAB seguirá apostando por un Pacto de Empresa de eficacia general que recoja las reivindicaciones que la plantilla viene expresando en las diferentes asambleas con el objetivo de mejorar las condiciones del Convenio Colectivo Agropecuario de Navarra.