Miembros del sindicato LAB han «tapado» simbólicamente varios baños públicos de Iruñea para hacer ver a la ciudadanía qué supondría la eliminación de estos. Ya que es intención del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Pamplona automatizar el servicio de baños públicos y, por lo tanto, hacer desaparecer los puestos de trabajo ligados a su limpieza.

Al parecer, el primer baño en ser eliminado será el del Paseo Sarasate, conocidísimo entre la ciudadanía, con lo que destruirán dos puestos de trabajo. Pero el equipo de Gobierno ha manifestado en diferentes ocasiones su intención de eliminarlos todos: 10 baños a los que están ligadas unas 30 trabajadoras de limpiezas.

El sindicato LAB quiere alertar, además, de que las trabajadoras de los baños públicos mes a mes cobran con retraso la nómina; este mes, una vez más, a día de hoy aún no han cobrado; y son responsables de esta situación tanto el Ayuntamiento de Pamplona como la actual adjudicataria, Limpiezas Pilar Moreno.