Los días 22 y 23 de octubre representantes de LAB en Mercedes-Gasteiz y Volkswaggen–Iruñea hemos acudido a las 1ª jornadas sindicales del sector de la automoción organizadas en Zaragoza por el sindicato STOPEL, perteneciente a la Intersindical de Trabajadorxs de Aragon.

En estas jornadas han participado también otros sindicatos reivindicativos con representación en fábricas del sector de la automoción del Estado español: STOPEL (Opel Figueruelas – Zaragoza), STM Sindicato de Trabajadorxs del Metal de la Intersindical Valenciana (FORD Almussafes-Valencia), CUT Central Unitaria de Traballadoras (Citroën – Vigo) y TU Trabajadorxs Unidos (Renault Valladolid-Palencia).

En este encuentro se han puesto encima de la mesa las situaciones y condiciones laborales de las diferentes plantas,  que en muchos casos se asemejan, dado que las grandes multinacionales del sector de la automoción son espejos unas de las otras a la hora de recortar derechos a los trabajadores y trabajadoras, empeorando cada vez más las condiciones de trabajo con el único objetivo de aumentar sus beneficios a cuenta de las plantillas.

Hemos debatido sobre la problemática del sector y los retos del futuro para hacer frente a los ataques de la patronal en este sector, que cada vez es más precarizado, más automatizado, destruyendo puestos de trabajo, aumentando los ritmos de trabajo, externalizando trabajos, aumentado jornadas, etc…

Hemos denunciado también que siguen recibiendo millones en ayudas de la UE, del Gobierno estatal y de los gobiernos autonómicos sin ningún tipo de control para garantizar el empleo.

Por nuestra parte, LAB ha reivindicado la jornada laboral semanal de 30 horas como fórmula para repartir el trabajo en el sector, así como para poder atender las necesidades de cuidados que tenemos en la sociedad. También hemos reivindicado la necesidad de condicionar cualquier ayuda pública a la garantía del empleo y de las condiciones laborales dignas. Para ello, es necesaria la activación en las fábricas, y también en la sociedad, ante una voracidad de las grandes multinacionales que quieren precarizar a las plantillas y aprovechar los recursos públicos para aumentar sus beneficios.

Además de estas conclusiones finales de estas primeras jornadas, también nos hemos marcado unos retos y propuestas de cara al futuro:

-Los sindicatos participantes hemos acordado solicitar una reunión a la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Diaz, para trasladarle la problemática del sector.

-Tejer una red de comunicación para dar continuidad a estas jornadas 

-Hacer frente a los nuevos recortes y ataques de la patronal que se puedan dar en el futuro, compartiendo información sindical y jurídica como herramienta de lucha ante las empresas.