Nota de prensa de los comités de empresa de Matricería Deusto y GTS:

Hoy estaba prevista la cuarta reunión de la Mesa Negociadora, en el Hotel Barceló-Nervión de Bilbao. Cuando la parte social integrada por los delegados de Matricería Deusto y las y los asesores sindicales de LAB y ELA, nos hemos dispuesto a entrar a la reunión, agentes de la Ertzaintza han procedido a identificar a todas y todos los asistentes.

Sin dar ninguna clase de explicación y valiéndose de un listado de nombres facilitado por la empresa, basados en un acta privada de la mesa negociadora, la Ertzaintza invitada por GESTAMP al hotel, no ha permitido entrar a las personas de la parte social que no aparecían en la lista, siendo éstos delegados o asesores/as de los sindicatos. Lo que ha derivado en una clara indefensión del Comité de empresa, estando en una situación donde no se dan igualdad de condiciones para negociar.

Las personas a las que se le ha permitido entrar al Hotel donde se debía realizar la reunión, han expuesto ante la empresa la mala fe negociadora por parte de la misma y la imposibilidad de llevar a cabo una reunión dentro del periodo de consultas teniendo en cuenta la imposibilidad de participar de todas las personas de la parte social.

Ante la imposibilidad de realizar normalmente la reunión, la parte social sale del Hotel para intentar que todos y todas las compañeras pudieran entrar finalmente. En ese momento, la Ertzaintza se ha ratificado en la no entrada de la totalidad de la parte social sin dar ningún tipo de explicación. En ese momento, han empezado a golpear a la representación sindical y posteriormente al resto de la plantilla que estaba concentrada enfrente del Hotel.

En esta situación, queda en evidencia que no se ha podido realizar la reunión por las decisiones tomadas por la empresa y ejecutadas por la Ertzaintza. Con estos movimientos, la Ertzaintza y Gestamp han impedido llevar a cabo la actividad sindical de los y las trabajadoras.

En este sentido, huelga decir que la situación que han generado no permite a la parte social estar en unas condiciones normales para llevar a cabo una reunión de ninguna de las dos empresas (Matricería Deusto y GTS). Entendemos que estos graves hechos atentan contra la libertad sindical, el derecho a la negociación y el derecho a la defensa de sus puestos de trabajo.

Ahora más que nunca, exigimos tanto a Gestamp como al Gobierno Vasco la retirada de los EREs que pretenden dejar en la calle a 230 trabajadores y trabajadoras.