Garbiñe Aranburu, secretaria general de LAB, ha hablado de temas de actualidad en la entrevista realizada en el programa Boulevard de Radio Euskadi. Preguntada por el conflicto de Tubacex, Garbiñe Aranburu ha destacado que no vamos a permitir que el foco se ponga en otro lugar que no sea la destrucción de empleo prevista en una empresa que obtiene beneficios millonarios y que ha optado por lo fácil, por los despidos ante una situación coyuntural, ocurriendo todo esto, además, en una empresa en la que se han producido cuatro accidentes mortales en los últimos diez años. Por ello, considera que no es de recibo que se hable de violencia por parte de las y los trabajadores.

La secretaria general ha señalado, además, que el Gobierno Vasco ha abandonado a las y los trabajadores de Tubacex a su suerte y ha mandado a la Ertzaintza a reprimir a unas y unos huelguistas que únicamente cuentan con sus cuerpos para defender sus empleos. En este sentido, ha remarcado que la lucha en Tubacex es un ejemplo de dignidad, lo mismo que la lucha llevada a cabo hace unas semanas por las y los trabajadores de PCB.

En palabras de Garbiñe Aranburu, hay que responder a la destrucción de empleo que se esta produciendo en Euskal Herria activando dinámicas de movilización conjuntas y construyendo un muro de contención para defender el empleo. Las movilizaciones realizadas en Araba o las previstas en Aiaraldea para el 5 de marzo son ejemplos de ello. Eso sí, la secretaria general ha reconocido que existen dificultades para articular mayorías más amplias por la actitud de ELA, que no quiere confrontar con la patronal, situación que debilita a la clase trabajadora.