Tal y como señalamos en la presentación del Programa Socioeconómico, es el momento de luchar por el empleo, las labores de cuidados y la distribución de la riqueza, tanto a través de las luchas en los centros de trabajo como de las movilizaciones de carácter general. Para aportar en esta dirección, hemos realizado una movilización en Bilbo, entre la sede del Gobierno Vasco y la Torre Iberdrola. En el acto final, después de que diferentes representantes de luchas abiertas hayan refrendado sus reivindicaciones, ha tomado la palabra la secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu.

Concretamente, ha subrayado que es hora de hacer una Huelga General desde y para Euskal Herria: «Es aquí, en Euskal Herria, donde tenemos que hacer posible lo que no es posible en Madrid. Luchemos en Euskal Herria para presionar al Gobierno Vasco y a Confebask, al Gobierno de Navarra y a la CEN, con el fin de que lleven a cabo decisiones y políticas públicas que redunden en beneficio de las y los trabajadores».

En palabras de Garbiñe Aranburu, «sobran razones para abrir un nuevo ciclo movilizador, sobran razones para una nueva Huelga General. Una huelga con la mirada puesta en Madrid, sí, una huelga con el claro objetivo de incidir en las decisiones de Madrid, sí, pero una huelga, sobre todo, desde y para Euskal Herria».

Vamos a la huelga con la seguridad de que el nuevo ciclo de movilizaciones que estamos abriendo va a dar resultados. «Vamos a Huelga para apoyar y dar un nuevo impulso a las luchas sindicales y sociales que tenemos abiertas, para crear nuevas condiciones para emprender más peleas en el futuro. La Huelga General también nos da la oportunidad de fomentar la colaboración con otros movimientos populares; pensionistas, movimientos feministas, jóvenes, movimientos en defensa de los derechos de las personas migrantes… Vamos a la Huelga con el fin de influir en Madrid y en Euskal Herria y enviar un aviso claro a la patronal y a los gobiernos dependientes de ella», ha señalado.