Se ha producido una nueva muerte laboral, esta vez en la localidad de Eltziego de la Rioja Alavesa, en el sector vinícola. Un trabajador de 56 años (J.A.E.G.) de la empresa Bodegas Eguia ha sufrido un accidente laboral esta mañana, según las primeras informaciones recibidas, tras caerle encima un robot y quedar atrapado. Los servicios de emergencia han acudido al lugar y lo han trasladado al hospital, donde ha fallecido. Era delegado del sindicato LAB en la citada bodega. Queremos mostrar toda nuestra solidaridad y apoyo a la familia y allegadas y allegados del trabajador fallecido.

En este sentido, a convocatoria de la mayoría sindical vasca, el próximo miércoles, 13 de octubre, a las 12:00, en la plaza del pueblo de Eltziego, se llevará a cabo una concentración bajo el lema “La Precariedad mata. No más accidentes laborales”. El trabajador fallecido, además de trabajar en Eltziego, residía allí.

Al menos 49 trabajadoras y trabajadores han muerto en Euskal Herria en lo que va de año. La sangría no cesa y las autoridades siguen mirando para otro lado, en silencio. La lacra de las muertes laborales es un problema estructural; no es cuestión de azar, es precariedad. Precisamente, las muertes laborales no discriminan, la sangría está extendida en todos los sectores, como la precariedad.

Las muertes laborales no solo se dan en la construcción o en la industria. La pasada semana falleció un trabajador del sector pesquero, en esta ocasión del sector vinícola, tenemos en los últimos meses ejemplos en el sector forestal, sin olvidar las muertes no traumáticas, las muertes in-itinere y las enfermedades laborales. Todas y todos los trabajadores estamos en peligro. Se debe situar este problema en la agenda política de una vez por todas, de forma prioritaria. No podemos seguir así.