Una delegación del sindicato LAB compuesta por la secretaria general Garbiñe Aranburu y el secretario de Relaciones Internacionales Koldo Saenz ha participado en el VIII Congreso de la Confederación Intersindical Galega (CIG) en la ciudad de Santiago.

El congreso celebrado en el nuevo escenario abierto por la pandemia ha mostrado, tanto en Galiza como en el ámbito internacional, la fortaleza del sindicalismo soberanista de clase. La participación de 600 congresistas y una amplia representación internacional llegada desde todo el mundo demuestran la importancia del congreso.

Gabiñe Aranburu, en su intervención en el congreso, ha destacado los retos que requiere la situación actual: «Necesitamos un sindicalismo que defienda el derecho de autodeterminación de los pueblos, que apueste por el cambio político». Ha insistido en que el sindicalismo combativo es más necesario que nunca y ha subrayado la importancia de la Huelga General para recuperar la capacidad de decisión y no dejarla en manos de Madrid.

En el contexto del Congreso, la delegación de LAB se ha reunido con la Confederación Intersindical Galega para reflexionar sobre la coyuntura actual y para profundizar en nuestras relaciones con el fin de responder a los retos que el sindicalismo soberanista de clase tiene por delante.