LAB quiere denunciar la involución de Gamesa, empresa creada con dinero público de Euskal Herria, y de Siemens Gamesa en general. Y es que, tal y como denunció LAB durante el proceso de venta de Gamesa, el Gobierno Vasco actuó de forma irresponsable, asegurando que la capacidad de decisión se quedaba en Euskal Herria. Estas palabras se las llevó el viento, y como consecuencia de la oferta pública que hará Siemens Energy, publicada estos días, el centro de decisión de Siemens Gamesa se ubicará en Alemania.

Mientras en plena crisis energética se lanzan mensajes a favor de las energías renovables y la transición energética, es significativo lo que la Administración Pública hizo con una empresa como Gamesa: aplaudir el pelotazo de sus directivos y dejar en manos del capital extranjero una industria que debería ser estratégica. La gestión de Gamesa es un claro ejemplo de la nefasta política industrial que practican.

Al Gobierno Vasco y a los Gobiernos de Navarra, además de analizar su posible impacto en la fiscalidad, les exigimos la defensa de los puestos de trabajo y del proyecto industrial. ¿Qué va a hacer para que se cumpla lo que dijeron públicamente (el punto de decisión se va a quedar aquí)? Ahora manifiestan que van a defender el empleo. ¿Se va a llevar el viento, nuevamente, sus declaraciones?

Desde LAB queremos denunciar asimismo la falta de información de parte de Siemens Gamesa. La multinacional está actuando sin ningún tipo de transparencia y además los mensajes que se difunden públicamente están llenos de amenazas. Por ello, y porque recordamos el injusto cierre del centro de trabajo de Aoiz, LAB quiere hacer saber que responderá ante las eventuales agresiones que puedan venir organizando a las plantillas y peleando. LAB pondrá en marcha todas las herramientas a su alcance a favor del futuro de los centros de trabajo de Euskal Herria y del empleo.