Gracias al gran trabajo y el esfuerzo incansable de la Plataforma 0-3 se está dando a conocer la terrible situación que vivimos a diario en la mayoría de las escuelas infantiles.

Nos sumamos a la plataforma en sus reivindicaciones sobre la bajada de las ratios y el aumento de salarios, así como cuando reclama que el ciclo 0-3 debe ser un ciclo educativo. Es más, la Plataforma va más allá de eso, está haciendo una ferviente defensa de la infancia. Y eso lo queremos dejar bien claro.

Pero, como sindicato, tenemos que ponernos manos a la obra y está en nuestras manos negociar el primer convenio del sector de escuelas infantiles de Navarra, y en eso vamos a incidir, en regular jurídicamente las relaciones laborales en el sector.

Pero, ¿en LAB, por qué creemos que necesitamos un convenio propio para el sector 0-3?

1. Porque con el Convenio de Estado las trabajadoras no cobran antigüedad, porque las tablas salariales son muy bajas (en la mayoría de los casos apenas ganan 1000€ al mes), porque se establece un alto número de horas de trabajo anual. Porque los permisos de conciliación son insuficientes y, por si fuera poco, porque varios puntos dependen de la interpretación del gestor.

2. Porque el dinero que el Gobierno de Navarra concede a los Ayuntamientos para la gestión de las clases se calcula según el convenio laboral estatal y porque nosotros queremos que se haga ese cálculo mediante el convenio que negociaremos aquí.

3. Porque el convenio propio es la forma más realista y de mayor garantía, porque es la manera de blindar las condiciones mínimas de trabajo de cara al futuro.

¿A quién interpelaremos para negociar este primer convenio sectorial?

1) A las trabajadoras, para sostener y apoyar la lucha que emprenderemos.

2) A los sindicatos para que se sumen a LAB.

3) A las empresas y cooperativas que gestionan las escuelas infantiles, para que conformen patronales y para iniciar cuanto antes la negociación del convenio sectorial.

Para llegar a ese acuerdo hace falta voluntad, tanto del Gobierno de Navarra como de los Ayuntamientos, pero también de los sindicatos y las empresas.

¡Es posible mejorar las condiciones económicas y laborales en las escuelas infantiles de Navarra!

¡Luchemos por un convenio propio!