Hoy, 20 de noviembre, las delegadas y delegados del sector local y foral del sindicato LAB nos hemos concentrado enfrente de la sede de EUDEL en Bilbao para denunciar la actitud que esta asociación de municipios tiene en el ámbito de la negociación colectiva y para reivindicar una real negociación para la renovación del acuerdo UDALHITZ que regula las condiciones laborales de trabajadores y trabajadoras de las entidades locales (más de 25.000 personas en el ámbito municipal). Los representantes de LAB han entregado a la ejecutiva de EUDEL que se reunía hoy en Bilbao un escrito con la posición del sindicato.

El pasado viernes, EUDEL convocó la mesa de negociación para la negociación colectiva del acuerdo/convenio UDALHITZ. Antecedente de la reunión es la solicitud de apertura del proceso de negociación de UDALHITZ que LAB realizó a EUDEL en marzo de 2014, a la que adjuntó su plataforma de contenidos. En respuesta a esta solicitud, la mesa de EUDEL se reunió en julio y entonces la asociación tomó el compromiso de dar una respuesta para septiembre. Con dos meses de retraso, EUDEL convocó la mesa de negociación el pasado viernes.

En la reunión del viernes, EUDEL nos hizo llegar a los sindicatos presentes una propuesta que en palabras de su representación se hacía con la conformidad de toda la ejecutiva de EUDEL (PNV, PSE y PP) y que tenía “fecha de caducidad”. Esto es, hoy mismo, 20 de noviembre, la ejecutiva de EUDEL pretendía tomar una decisión definitiva y los sindicatos debíamos responder “o lo tomas o lo dejas” dos días antes, para el 18 de noviembre.

La propuesta de EUDEL es para los años 2014 y 2015 y recoge las siguientes cuestiones: compensación de la paga extra eliminada en diciembre de 2012 a través de un préstamo de consumo (sin explicar cómo se evitaría su devolución futura), subida salarial de un 0,6 % para 2014 en concepto de complemento de productividad, que no sería consolidable, ninguna previsión para 2015 y reconocimiento de la pérdida de la capacidad adquisitiva durante los años 2012-2013, pero sin cuantificar ni compromiso firme de su abono. Además hablan vagamente de reactivar OPESs, ligándolo con las sustituciones y cobertura de las plazas vacantes, pero sin detallar nada ni prever medidas concretas que soslayen la prohibición del Estado de convocar OPEs y cubrir vacantes.

Al respecto, LAB entiende que:
1) La posición de EUDEL es inaceptable porque vulnera gravemente el derecho de trabajadores y trabajadoras a la negociación colectiva, por una parte, porque limita los temas a negociar y, por otra, porque hace una propuesta cerrada sin posibilidad de debate ni de aportaciones sindicales. A nuestro entender, este modelo de NO-NEGOCIACIÓN tratan de imponerlo no solamente en el sector privado sino también en el ámbito público, tal y como también estamos viendo en la mesa general de la administración autonómica.
2) EUDEL y los partidos que conforman su ejecutiva –PNV, PSE y PP– intentan comprar los derechos de los trabajadores por cuatro perras. A cambio de una subida salarial, ínfima si la comparamos con la pérdida de la capacidad adquisitiva, pretenden que los trabajadores y trabajadoras renunciemos a derechos y cuestiones fundamentales: jornada laboral, medidas de conciliación, condiciones de trabajo, salud laboral, promoción del euskera, medidas efectivas para la igualdad de género, creación de empleo para la mejora de los servicios públicos, oposición a las privatizaciones, derechos de las personas de las subcontratas y así un largo etcétera.
El sindicato LAB no va a aceptar una negociación chantajista ni va a entrar en planteamientos de trapicheo. Todo lo contrario, vamos a defender firmemente los derechos de trabajadoras y trabajadores y los servicios públicos de la ciudadanía.

En suma, LAB emplaza a EUDEL a que abra un verdadero proceso de negociación colectiva para la renovación del acuerdo UDALHITZ, sin previa limitación de los temas a tratar y que tenga en cuenta las aportaciones sindicales. En caso contrario, nos tendrá enfrente.