Comunicado de los sindicatos LAB y ELA:

La convocatoria de los sindicatos ELA y LAB, con el 83% de la representación del sector de la Restauración colectiva en el ámbito de la CAPV, para celebrar una reunión a fin de constituir la mesa de negociación para el convenio para el sector se ha topado con el no tanto de la Federación Vasca de Hostelería así como de la patronal Estatal.

Las empresas de colectividades y la Federación Vasca de Hostelería han contestado con un no rotundo a la posibilidad de la apertura de la mesa, entendiendo que el actual Acuerdo Marco de Hostelería de la CAPV ya regula, en el ámbito de los convenios de Hostelería de cada provincia a este colectivo, además de entender que no se dan las circunstancias legales, según lo recogido en la reforma laboral, para la pretensión sindical.

Por su parte, las patronal estatal, Food Service España ha rechazado abrir la mesa, amparándose, al igual que la Federación Vasca, en la falta de legalidad del planteamiento, en base a la reforma laboral, entendiendo que la prioridad negociadora y aplicativa la tiene el convenio estatal ya existente.

CCOO ha defendido el actual marco de negociación y la existencia del Convenio estatal, y UGT ha mostrado su intención de negociar el convenio de la CAPV.

ELA y LAB seguirán defendiendo el ámbito vasco de negociación, entendiendo que la negociación del convenio de Restauración Colectiva depende única y exclusivamente de la voluntad de las partes y no de las supuestas ilegalidades que la patronal quiera utilizar, con el único objetivo de petrificar la negociación para mantener un único ámbito, el estatal.

La situación actual es reflejo de las reformas laborales aprobadas por los Gobiernos de Zapatero y Rajoy que la actual reforma laboral no han corregido. Por eso, es un ejemplo más de lo que supone la estatalización de la negociación colectiva, donde la avaricia de las patronales y la necesidad centralista de los sindicatos CCOO y UGT hace que miles de trabajadoras y trabajadores vascos no tengan la capacidad de decidir quien les representa y donde se negocia, padeciendo unas condiciones laborales precarias.

Para ELA y LAB la reforma laboral no puede seguir dando paraguas a la prioridad de los convenios estatales y a la precariedad que éstos suponen para la clase trabajadora y exigen la modificación inmediata de dichas reformas, priorizando la negociación en el marco vasco como garantía de mejora de las condiciones laborales.

ELA y LAB seguirán dando los pasos necesarios para que esta negociación sea una realidad y llaman a todas las trabajadoras y trabajadoras del sector a movilizarse el próximo día 30 de enero en defensa de sus condiciones laborales, contra la reforma laboral y la modificación de la misma.