El sindicato LAB se ha levantado de la mesa de negociación del convenio de oficinas y despachos de Bizkaia, debido al bloqueo de la patronal. Así, hoy hemos realizado la primera de las movilizaciones que llevaremos a cabo las próximas semanas, ante la sede de CEBEk en Bilbo. Allí ha estado la secretaria general Garbiñe Aranburu, y ha destacnado que pondremos nuestra acción sindical en defensa de esta lucha, en defensa del convenio laboral. Del mismo modo, ha hecho un llamamiento a la lucha al resto de sindicatos, ya que se encuentra en juego el segundo mayor convenio de Bizkaia.

El convenio de oficinas despachos de Bizkaia se encuentra sin ser renovado desde 2013. Por lo tanto, se encuentra bajo amenaza de estatalización, y también bajo la estatalización en un ámbito concreto. De hecho, el sector está compuesto por oficinas, despachos y consultoría, y en este último ámbito ya se ha llevado a cabo la estatalización. Del mismo modo, ya están estableciendo condiciones del convenio estatal a las nuevas contrataciones.

Hasta ahora se han respetado las condiciones laborales de trabajadores y trabajadoras, pero vinculados al contrato, no bajo la protección de un convenio. Por lo tanto, también es imprescindible luchar también por el convenio laboral, más importante aún cuando se trata del segundo convenio más importante de Bizkaia, que afecta a 23.000 trabajadoras y trabajadores.

Las y los trabajadores del sector están en lucha desde 2013. Al principio hubo unidad sindical, hasta que ELA la rompió. Por su cuenta y riesgo y sin ningún trabajo previo ni contraste, convocó una huelga indefinida que fue desconvocada tras tres semanas.

Según ha declarado Garbiñe Aranburu, “la solución no puede pasar por un convenio tibio, ni por un convenio hecho a medidad de la patronal, tal y como han planteado CCOO y UGT. La solución no puede ser, tal y como ha hecho ELA, llamar a una huelga indefinida sin tener la mayoría sindical, ha sabiendas de que esto no solucionará el conflicto. ELA ha querido instrumentalizar este conflicto en beneficio de sus intereses corporativos, tal y como ha hecho en otros conflictos, para proyectarse como el sindicato más combativo. Parece que para ELA, LAB es un competidor más que un aliado; y ELA sabe perfectamente, tal y como sabemos nosotras, que para impulsar una lucha real y eficaz contra la patronal necesita a LAB”.

Así las cosas, Garbiñe Aranburu ha destacado que no cabe ningún convenio sin movilizaciones y unidad sindical. Por lo tanto, ha pedido a los sindicatos que se sumen al calendario de movilizaciones que propone LAB.

De hecho y tras la movilización de hoy, pondremos en marcha una recogida de firmas y el 28 de marzo llevaremos a cabo tres horas de paros, entre otros. “Nuestro objetivo es que el resto de sindicatos su sume, porque queremos defender un convenio digno.