Los sindicatos LAB, ELA, CCOO, SATSE, ESK y STEILAS hacemos una valoración muy positiva de las recientes movilizaciones y de la jornada de huelga del día 22 de abril convocada en todo el sector público de la CAPV.  Así lo hemos hecho saber en Bilbo, en una comparecencia ante los medios.  

A pesar de la imposición de unos servicios mínimos que negaban el derecho de huelga a miles de trabajadoras y trabajadores públicos y de la situación de pandemia que condicionaba mucho la movilidad de las personas, más de 18.000 trabajadoras y trabajadores participaron en las manifestaciones convocadas en las tres capitales de la CAPV.

No hacemos la misma valoración sobre la respuesta que el Gobierno Vasco, las instituciones y los partidos políticos han dado a las peticiones realizadas por los sindicatos y por los miles de trabajadores/as del sector público vasco que participaron activamente en la huelga y en las movilizaciones previas a las mismas.

El Gobierno Vasco más allá de declaraciones propagandísticas, sigue sin dar ningún paso real para la consolidación de las más de 60.000 trabajadoras y trabajadores del sector público vasco y sigue con su apuesta por la privatización mientras se mantiene en el primer lugar del ranking de temporalidad más alto de Europa.

El Gobierno sigue apostando en el Parlamento Vasco por una propuesta incluida en el Proyecto de Ley de Cuerpos y Escalas que es insuficiente y excluye de su aplicación a la mayoría de las y los trabajadores que sufren la lacra de la temporalidad. Y ni en la Mesa General ni en las mesas sectoriales muestra ninguna voluntad de avanzar en la consolidación de empleo público.

Respecto a las demás instituciones y los partidos políticos vascos, no vemos hoy ninguna propuesta real, para lograr que las decisiones sobre qué servicios públicos queremos y necesitamos y la consolidación de empleo público vasco se decidan aquí, en nuestro país.

Ante esta situación, los sindicatos convocantes de la huelga vamos a pedir de manera inmediata reuniones con el Gobierno Vasco, EUDEL y los partidos políticosvascos, porque está en sus manos y no en otras, reforzar los servicios públicos y consolidar el empleo a los más de 60.000 trabajadoras y trabajadores que sufren la lacra de la temporalidad.

Unido a esto, los sindicatos aquí presentes vamos a seguir impulsando las movilizaciones y jornadas de huelga que sean necesarias para lograr ese objetivo. Por ello, para las próximas semanas hemos acordado las siguientes movilizaciones:

  • Día 25 de mayo:  Manifestación-movilización en Vitoria- Gasteiz
  • Día 1 de junio: Concentraciones en los centros de trabajo de todo el sector público de la CAPV
  • Día 5  de junio: Manifestación en  las tres capitales de la CAPV :