Trabajadoras y trabajadores de CAF Beasain, hoy, en el acto en homenaje a las víctimas del amianto.

La sala de lo social Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha desestimado el recurso interpuesto por Arcelor Mittal contra la condena impuesta contra ellos y condena a la empresa a abonar el el incremento de la pensión de viudedad en un 50% a la familia de Teo Vila, trabajador de la empresa que murió en 2016 a causa de mesotelioma derivado de la exposición al amianto en el trabajo. Además, condena a la empresa al pago de costas, ratificando su responsabilidad por la muerte del trabajador.

El sindicato LAB y el despacho ZUZENKI llevamos años para el reconocimiento de las responsabilidades en este caso. Teo Vila, trabajador de Irún en la antigua Laminaciones de Lesaka que llevaba trabajando más de 30 años, falleció en 2016 a causa de mesotelioma derivado de la exposición en el trabajo.

Exigimos a Arcelor Mittal y otras empresas que dejen de alargar el sufrimiento de los y las trabajadoras enfermas y sus familiares, algo que consideramos cruel. Del mismo modo, les reclamamos que asuman sus responsabilidades, que acepten que utilizaron amianto y que se beneficiaron del mismo, sin establecer las debidas medidas de prevención y protección y que esto conllevó que miles de trabajadores y trabajadoras enfermasen y murieran.

Tal y como hicimos ayer 28 de abril, día internacional de la seguridad y salud en el trabajo, queremos denunciar que en el día a día en nuestra acción sindical y jurídica, vemos cómo miles de trabajadores y trabajadoras siguen enfermando en su trabajo, tanto por amianto, que aún existe en miles de instalaciones tanto en Nafarroa como en la CAV, como por otras sustancias, que no se realiza la debida prevención, y el camino, además de por la propia enfermedad, se ve agravado por la actitud de las empresas, las mutuas y la seguridad social.

Reclamamos que se apruebe la ley de compensación, se implementen más medidas, se retire el amianto existente y se le dé un tratamiento de problema de salud publica realizando los debidos controles médicos a los trabajadores y trabajadoras y a la población expuesta.

En Laminaciones de Lesaka se trabajó con amianto, y tenemos la certeza de que al menos, han tenido contacto con este material asesino en Hornos, Calderas y Regeneración y en diferentes conducciones.

El camino que estamos recorriendo para que Arcelor Mittal reconozca que en esta fábrica se ha manipulado amianto de modo continuo por parte de la inmensa mayoría de las y los trabajadores que trabajaron en la acería está siendo difícil.

Estamos intentando trabajar de manera colectiva y que se reconozca el uso de amianto en la empresa, y de tal manera, se incluya a las y los trabajadores que han podido estar expuestos y expuestas al reconocimiento médico, para el control y diagnóstico, tanto la plantilla en activo como las y los trabajadores que en la actualidad están jubilados. En este caso el control médico se realiza desde Osasunbidea.

Invitamos a todas y todos los trabajadores antiguos o actuales, a seguir realizando voluntariamente las entrevistas poniéndose en contacto con LAB, con el comité o directamente con el Instituto Navarro de Salud. Así, de manera colectiva, reconociendo a más trabajadores trabajadoras y puestos de trabajo donde han estado expuestos y expuestas al amianto, haremos más fuerza.

Con el reconocimiento conseguimos que se nos realice un control y seguimiento de nuestra salud y que en el caso de desarrollar alguna enfermedad relacionada con el amianto se pueda reconozca como profesional.

Por último y no menos importante, queremos enviar un fuerte abrazo a la viuda y familiares de Teo Vila y a tantos otros de la misma empresa y otras que han sufrido, sufren y sufrirán situaciones similares por culpa de esta crueldad patronal y de las administraciones.

Hay que aprender de la historia y ningún trabajador puede ni debe perder la salud y la vida por el hecho de ir al trabajo.