Comunicado conjunto de LAB, SATSE, ELA, CCOO, UGT y ESK:

A pesar de las múltiples concentraciones y huelgas realizadas por parte del personal, Osakidetza continúa sin mostrar ninguna voluntad negociadora y sigue apostando por el inmovilismo y la imposición, ya que sigue negándose a incluir ninguno de los puntos solicitados por parte de los sindicatos. 

De cara a la reunión de mañana jueves, 26 de mayo, el ente público vasco solicitó a los sindicatos el listado de los temas que querían incluir en el orden del día. A pesar de que los sindicatos ya han anunciado en reiteradas ocasiones cuáles son sus reivindicaciones, han propuesto como punto de partida de la negociación las cuestiones siguientes:

·     Cumplimiento de los acuerdos de Mesa Sectorial

·     Equiparación del 4%. Complemento de turnicidad

·     Atención Primaria. Recuperación de horarios y reapertura de los PAC

·     Calendarización de la negociación del resto de cuestiones

Una vez recibido el orden del día de la Mesa Sectorial, los sindicatos vascos han vuelto a observar que Osakidetza no incluye ninguno de los puntos solicitados, alegando que no son temas a tratar en dicha reunión. Es más, son cuestiones que da por cerradas y en las que no admite ninguna opción de negociación. 

Es a todas luces inadmisible que después varias jornadas de huelga y movilizaciones, Osakidetza, de manera unilateral, dé por cerrados estos temas. Es evidente que, cuando la parte sindical solicita la inclusión de temas en el orden del día, el objetivo es la negociación de los mismos. Osakidetza, sin embargo, se niega en rotundo a pesar de que públicamente presuma de lo contrario.

Por respeto al personal,Osakidetza debería garantizar el derecho fundamental de la negociación colectiva. Por tanto, debería negociar cualquier decisión que suponga una modificación de sus condiciones de trabajo. Es el caso de la modificación del horario de los Centros de Atención Primaria, ya que esto afecta al horario laboral del personal e incluso implica un traslado, y supone por tanto un cambio en las condiciones de trabajo. Osakidetza, sin embargo, lo viste de decisión organizativa y entiende que no tiene nada que negociar con la parte sindical. 

Si bien es cierto que, como dice Osakidetza, el cumplimiento de los acuerdos y el cronograma de la negociación no deberían ser cuestiones de un tratamiento especial, es Osakidetza quien obliga a incluirlos como temas a tratar, al no cumplir los acuerdos firmados y al no tratar los temas que se envían una y otra vez para su tratamiento en la Mesa Sectorial. Es así con la carrera profesional, que debería estar resuelta a 31 de diciembre de 2021, y por más que anuncia en la prensa que se va a realizar el pago, todavía no ha dado a conocer fechas concretas, razón por la cual los sindicatos abandonaron la última mesa sectorial del 18 de mayo.

A esto hay que sumar que estamos llegando a la época estival, por lo que se repetirán los problemas de la falta de personal de cada año.  Se reducirán los puntos de atención a la ciudadanía y la cancelación de las vacaciones del personal sanitario, repercutiendo negativamente, una vez más, en el servicio que se ofrece a la población vasca. La solución que se va a aplicar un verano más es la del recorte: recorte de derechos laborales, sobrecarga de trabajo para la plantilla y recorte en el servicio que se ofrece a la ciudadanía.

La parte social quiere dejar claro, una vez más, que los sindicatos apuestan por el dialogo y la negociación, ya que la plantilla se lo merece, por respeto y en la garantía de sus derechos fundamentales, pero mientras Osakidetza no esté dispuesta a negociar, se continuará con las movilizaciones y no se acudirá a las mesas sectoriales que no aborden los verdaderos problemas del personal.