A convocatoria de la mayoría sindical vasca (LAB, ELA, ESK, STEILAS, HIRU, EHNE, CNT y CGT-LKN), nos hemos movilizado entre Sagues y el Boulevard donostiarra, en defensa de los derechos de las y los presos vascos, en el marco de la dinámica Izan Bidea de Sare.

Desde que está en marcha la dinámica Izan Bidea, se han realizado innumerables movilizaciones en Euskal Herria, y hoy hemos traído la iniciativa a Donostia; de la mano de los sindicatos, en este caso. De hecho, llevamos tiempo denunciando las vulneraciones que supone la legislación de excepción y reivindicando la necesidad de modificar la actual política penitenciaria. Actualmente, podemos decir que se ha iniciado un cambio, debido a la activación de la sociedad. Por lo tanto, creemos que es imprescindible seguir desarrollando la vía del acuerdo y la activación para acabar, entre otras cosas, con el alejamiento y el bloqueo de la progresión de grado de las y los presos.

En este sentido, tal y como hemos destacado las y los representantes de los sindicatos en el día de hoy, «la mayoría sindical, social y política de Euskal Herria ha pedido el fin de la política penitenciaria de excepción aplicada a las y los presos vascos. Gracias tanto a la movilización de la sociedad civil como a las interpelaciones a las instituciones, se empiezan a dar pasos en esa dirección; no tanto como nos gustaría, ni tan rápido como nos gustaría, pero se están dando pasos, en relación con el acercamiento de las y los presos vascos o el cambio de grado. Pedimos de nuevo que este proceso se lleve a cabo hasta el final con la repatriación de todas y todos los presos vascos, la puesta en libertad de todas y todos los presos enfermos y la derogación de toda medida de excepción. Para ello, la activación de la ciudadanía y también de las y los trabajadores son elementos imprescindibles».

Paso a paso, caminando juntas y juntos, queremos acelerar ese proceso y aún nos queda mucho camino por recorrer, «porque todavía hay demasiados presas y presos y familiares separados por cientos de kilómetros, así como 18 personas presas gravemente enfermas. Aunque la progresión de grados ha comenzado a darse, el tercer grado solo se ha aplicado a unas pocas personas y son muchas y muchos los presos que, a pesar de haber cumplido 3/4 de la condena, siguen en prisión o las y los presos a los que se les vuelve a aplicar en el Estado español la pena que ya han cumplido en el Estado francés… por lo que todavía tenemos trabajo y tenemos que seguir pidiendo el fin de todas las medidas de excepción».

Así, hemos animado a las y los trabajadores y a la ciudadanía a participar en el resto de movilizaciones que convocaremos los sindicatos en las próximas semanas, ya que la dinámica Izan Bidea no cesa. Todas y todos debemos ser parte del camino para llevar hasta el final esos pequeños pasos iniciados por el impulso de todas y todos. «Seguiremos reivindicando, movilizándonos y buscando consensos», hemos añadido al término de la movilización.